Un gran mundo compositivo de Raúl Rodríguez

191
Raúl Rodríguez el compositor que se inspira en la bóveda celeste para un proceso de investigación. PSR

Raúl Rodríguez fue parte del concierto con que se celebró los cuatro años de las “Sesiones Pumapungo”, una exposición sonora de rock que dejó ver y escuchar composiciones musicales de rock y blues, muy desde la concepción de Rodríguez, que no nacen así por así. En ellas el compositor pretende usar tonos característicos del yaraví ecuatoriano para fusionarlo con el blues, la característica de estar en seis octavos (un tipo del compçás musical) permite que las dos melodías compaginen muy bien.
La mixtura de los sonidos deja sentir la presencia de un grupo norteamericano y al mismo tiempo un grupo de música nacional marcado por los toques del yaraví, ninguno de los dos predomina porque la banda de la música es como el canal que fusiona a los dos ritmos, los arreglos están hechos para una guitarra, bajo eléctrico y batería.
Las exploraciones compositivas de Rodríguez tienen algún tiempo. En el 2015 realizó las partituras para intérpretes de la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca, quienes leían la partitura de sus obras. Ahora, la visión musical cambia, Raúl lanza canciones con arreglos nuevos para banda de rock, donde él mismo es el vocalista.
El trabajo de investigación en música es una prioridad en el músico, su obra “Eclíptica: sonidos para una bóveda celeste”, resulta de la indagación que el artista hace a los sonidos de la bóveda celeste, una propuesta que toma como referencia un mapa estelar y la línea ecuatorial.
Estas líneas de investigación musical obedecen a la tendencia de vanguardia de la música contemporánea.(BSG)-(I)

DETALLE
La escritura para este tipo de obras abre el pensamiento de la gente que necesita obras de interés.