Empezó trabajo para el XVII Festival de Artesanías de América

356
Liara Barco, entre los seleccionados recibieron sus cartas para que procedan a dar respuesta al director del CIDAP. PSR

Faltan menos de cinco y meses y los artesanos seleccionados para conformar el Pabellón Nacional en la 17 edición del Festival de Artesanías de América, que organiza el Centro Interamericano de Artes Populares (CIDAP), definieron su trabajo para continuar con la ejecución de las obras.
El 22 y 23 de mayo, el CIDAP, junto con los curadores Ana Guillén, Diego Jaramillo y Juan Martínez calificaron las postulaciones. En base a criterios técnicos, ellos analizaron cada una de las muestras presentadas y realizaron la selección de iobras que participará.
La convocatoria que el CIDAP extendiera meses atrás, permitió recibir entre artesanos y diseñadores a 187 postulantes para participar del Pabellón Nacional del evento. El jurado externo determinó a los 57 participantes dentro de esta área, 12 para el Pabellón de Diseño y 23 participantes a través de invitación directa que extiende el CIDAP a petición del jurado externo.
En función del reglamento establecido para el proceso de selección, el CIDAP entregó a los beneficiados la calificación para ser parte de esta 17 edición del Festival, así mismo se entregaron las observaciones técnicas de la curaduría. Por lo tanto, hasta el 28 de junio, los seleccionados están en la obligación para, mediante oficio dirigido a Fausto Ordoñez, director ejecutivo del CIDAP, confirmar su asistencia.

Los escogidos

El tiempo no es mucho y el reloj corre. Las obras de joyería con el arte de fotograbado vendrán desde la iniciativa creadora de Ana María Morales. Es una joyería exclusiva, algunos de sus productos se mostraron en abril, más ahora investiga en una nueva línea.
El fotograbado en la artesanía es una técnica antigua, se usaba en publicidad como también en escarapelas, placas y otros productos. Ana se apodera de ese recurso para aplicarlo en la joyería y cada vez explora con mayor profundidad en la elaboración de aretes y otros elementos de bisutería de alta gama, sus saberes son producto de autoformación.
La joyería que nace de las manos y mentes de mujeres se hace sentir. Basta hablar con Giovanna Crespo para saber que en el Festival estará “Amoral”, una colección nueva de la creadora cuencana, joyas en las que se plasma el lado espontáneo con una técnica donde el abstracto se manifiesta, se comunica, abre las posibilidades de imaginación.
La cerámica de Pablo Cordero brillará en este 2019. Propuestas costumbristas en escultura son parte del catálogo. Cada año Cordero postula con nuevos diseños centrados en la figura humana. La tendencia de Cordero es representar a nuestra gente.(BSG)-(I).

Feria, vitrina abierta
El festival es una ventana abierta para mostrar al Ecuador y al mundo las habilidades y saberes de los artesanos. “Cada uno de nosotros ponemos lo mejor del talento y mostramos lo que somos capaces de hacer” dice, Manolo Jara, representante de los artesanos.
Artífices del metal, madera, textiles ente otras ramas serán parte del pabellón. La feria del CIDAP es una plataforma de promoción. “El turista visita la feria que ya es reconocida, oportunidad para que conozcan a uno y el trabajo. La gente valora más la calidad del producto”, explica Cordero.
Esta edición del Festival coincide con la celebración de los 45 años de que Cuenca haya sido escogida sede del Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares, (CIDAP), por la necesidad de tener una entidad que genere políticas de salvaguarda, promoción y custodia de los oficios artesanales. (I)