Olmedo Alvarado, vida y obra

348
El autor Julio César Abad y el artista cuencano Olmedo Alvarado, en la presentación del libro. PSR.

Está bien claro que el libro no es una biografía ni un catálogo de fotografías. Julio César Abad Vidal, autor de “Olmedo Alvarado”, desarrolla un trabajo de investigación a la obra propuesta a lo largo de 40 años por el artista cuencano Olmedo Alvarado, arte con contenido y pensamiento profundo, atravesado por una crítica a la situación social y de una sensibilidad social muy profunda también.
Después de varios años de esfuerzo, el libro se presentó en la ciudad. Para adentrarse al contenido del texto, que empezó a gestarse en el 2014, es indispensable juntar en un mismo diálogo al artista y al autor, quienes cinco años atrás compartieron labores docentes en la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca.
Todo este compendió empezó con la apertura de archivos, con el escarbar en los acervos, revisar y recordar cosas que ni el propio Olmedo había rescatado desde hace mucho tiempo, porque nunca nadie hizo el ejercicio ni esfuerzo de reflexión a esa amplísima producción ejecutada durante cuatro décadas.

Investigación

Un acercamiento académico con una ardua labor para Julio César y el artista cuencano por la organización de la información hasta ponerla en escena. La edición exigió discusiones permanentes entre los involucrados, contraste de información, búsquedas, hasta encontrar ese hilo que une a los dos y ver no el presente sino el futuro. De una serie a otra, de un encuentro a otro, lo más satisfactorio de este trabajo es contribuir a la difusión de la obra de Olmedo Alvarado, desde la década de los 80 del siglo pasado hasta los últimos años, y pueda ser ampliamente conocida.
“Creo que el investigador de arte, el que escribe sobre arte, habla del arte del presente y, lo que es fundamental creo yo y ha funcionado en esta ocasión bien, es que exista una hermandad entre el artista y el escritor sobre el artista”, afirma Abad Vidal.
Mucho del ejercicio artístico de Olmedo Alvarado giró alrededor de la figura humana, con el desnudo. A su decir: “es la forma más digna de trabajar con el hombre porque no está revestido con ninguna piel diferente a la que realmente es, por eso hay una permanencia en la concepción con el desnudo, con la figura humana”.
Para Abad Vidal, es vital -en un mundo como el que habitamos- reivindicar una responsabilidad social con el artista, con el pensador del arte. Existe una enrome cantidad de talento oculto de Olmedo Alvarado que debe ser rescatado, valorado y comunicado.
Lo conversado y discutido llevaron a entender que lo expuesto son cosas y temas reales que pasan en cualquier espacio. Ello permite encontrar en las obras esas referencias para, sobre esas, buscar la información, hacer los comentarios y ubicarlo en el libro. (BSG)-(I)

Estructura de la obra

La investigación privilegia ciertos aspectos de la obra de Olmedo Alvarado, otros quedan reseñados de una manera un tanto lateral. En este sentido, el autor de la investigación parte de una primera semblanza biográfica que permite al lector comprender el bagaje formativo del propio artista.
Luego emprende una cronología o una identificación de las series, de los trabajos más importantes de Alvarado en un sentido cronológico, porque es como ocurre en su obra a principio de los años 80, cuando a su regreso de Madrid es muy activo en los “happenings”.
Luego viene esa revisión y análisis a la visión de Olmedo y la cultura popular, seguido está “Excuador” que expuso en Quito y Cuenca, uno de los capítulos más queridos del libro por constituirse en un hito de la historia del arte hispanoamericano contemporáneo y así hasta llegar a las conclusiones. (I)

APOYO
El libro es de profundidad, de estudio y análisis. Allí se nota la característica del arte de Olmedo Alvarado: el ser independiente.