Universidad de Cuenca investigará supuesta filtración de examen

La institución esclarecerá si hubo acceso a las preguntas de la prueba antes de ser tomada.

1765
Entre el 27 y 31 de mayo, 21.000 personas rindieron el examen de admisión de la Universidad de Cuenca. La nota obtenida se promediará con la nota del examen Ser Bachiller.

El lunes 3 de junio, la Universidad de Cuenca recibió un documento dirigido para el rector Pablo Vanegas, el cual considera que la prueba de admisión de las ciencias médicas y odontología que tomó esa institución el pasado 31 de mayo, se filtró antes de esa fecha.

Junto al documento, que fue elaborado por el presidente de los terceros de bachillerato de la Unidad Educativa Asunción, se adjuntó seis exámenes que aparentemente se habrían compartido por Whatsapp antes de que las 8.000 personas que se inscribieron en el área relacionada con la salud rindieran la prueba.

Las preguntas se habrían compartido por Whatsapp.

“Varios estudiantes de La Asunción que rindieron ese examen ratificaron que los exámenes que se filtraron eran los mismos que les tomaron, por eso es que se entregaron esos exámenes al rector para que ratifique si esos fueron los exámenes tomados el 31 de mayo de 2019”, dijo Andrés Flores, representante legal del presidente de los terceros de bachillerato.

Con el documento entregado, se espera una certificación de si los exámenes que recibió el rector de la Universidad de Cuenca corresponden a los exámenes entregados a las personas el pasado 31 de mayo. A más de ello, se pidió una copia certificada del protocolo de seguridad para la realización del examen.

Según Flores, algunos jóvenes habrían pagado hasta 600 dólares para obtener una copia de los exámenes, sin embargo, esto no ha podido ser comprobado por este medio de comunicación. Por su parte, integrantes de la comisión de admisión de la Universidad de Cuenca se pronunciaron sobre el tema.

“Nosotros vamos a aportar con todos los elementos que se necesite para esclarecer el hecho. Queremos que esto se esclarezca lo más rápido posible. No sabemos si fue después o antes del examen. Eso determinará la comisión de investigación. Nosotros hacemos un llamado a que se denuncie porque es un delito penal”, dijo Patricio Narváez.

Narváez también explicó que cuentan con todos los elementos de la cadena de custodia de los exámenes: videos, bitácoras de los guardias, fotos del proceso del traslado, y los acuerdos firmados de confidencialidad por las personas que fueron parte del proceso, por lo que aseguró que no “han dejado huecos para que se filtre nada”.

No obstante, Andrés Flores dijo que tienen la plena certeza que los exámenes que se compartieron por Whatsapp son los que se tomaron el 31 de mayo. Mientras tanto, en la universidad se informó que abogados de la Universidad de Cuenca denunciaron el hecho en la Fiscalía del Azuay. (AWM)-(I)

Ayer, abogados de la Universidad de Cuenca presentaron la denuncia en la Fiscalía del Azuay.