La Asamblea descarta moción de censura contra la excanciller María Fernanda Espinosa

741

La Asamblea descartó una moción de censura contra la excanciller María Fernanda Espinosa, actual presidenta de la Asamblea General de la ONU, por supuesto “incumplimiento de funciones” en el abordaje de casos como el de Julian Assange y el asesinato de los reporteros del diario el Comercio.

Con 87 votos en contra, 2 a favor y 36 abstenciones, de 125 presentes en la sesión del pleno, el Parlamento negó la moción propuesta por la legisladora Cristina Reyes, del conservador Partido Social Cristiano (PSC), y de Fernando Flores, del Movimiento CREO (centroderecha).

La moción requería del voto afirmativo de al menos 91 legisladores para ser aprobada.

En el denominado juicio político -figura de censura parlamentaria en Ecuador– propuesto contra Espinosa intervinieron dieciséis legisladores de varios grupos parlamentarios.

La moción también suponía una solicitud para que la Fiscalía y la Contraloría (tribunal de cuentas del Estado) investiguen a Espinosa por las causas esgrimidas por los interpelantes.

Este proceso tomó como base un informe de la Comisión de Fiscalización del Legislativo, que recomendó el enjuiciamiento político de la exfuncionaria.

Las denuncias contra Espinosa incluían el haber otorgado la nacionalidad ecuatoriana, aparentemente de forma irregular, a Julián Assange, fundador de WikiLeaks y quien fue detenido el 11 de abril tras la retirada del asilo en virtud del cual permanecía en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012.

También por la supuesta “falta de apoyo” al equipo periodístico del diario quiteño “El Comercio”, cuyos integrantes fueron secuestrados y posteriormente asesinados en abril de 2018 por disidentes de las FARC, en la frontera con Colombia, y la falta de ayuda a migrantes ecuatorianos en Venezuela.

Espinosa, que se encuentra fuera del país, compareció ante el pleno del Legislativo a través de una videoconferencia en la que negó las acusaciones y dijo que en el informe que se había elaborado en su contra constaban importantes incongruencias.

Aseguró que su gestión como canciller, entre mayo de 2017 y junio de 2018, estuvo apegado a las leyes nacionales e internacionales y destacó que en ese lapso se fortalecieron las relaciones de seguridad con el Gobierno de Colombia.

Defendió también que bajo su desempeño hubo un acompañamiento permanente de la Cancillería para solventar las demandas de los ecuatorianos que residen en Venezuela y remarcó que en el caso de Assange se respetó su condición de persona con necesidades especiales de protección internacional. EFE

fa/db/dmt