El 73% de la contaminación en Cuenca se debe a los vehículos

Aunque la calidad del aire es aceptable, hay material particulado que afecta a la salud, según la OMS

2788
La EMOV proyecta que habría 150.000 carros circulando en el cantón Cuenca

En Cuenca unos 150.000 vehículos circulan a diario, según una proyección de la EMOV. De ellos en el año 2018 solo 85.235 aprobaron la Revisión Técnica Vehicular (RTV). Para la empresa municipal y sobre todo para la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire los datos son preocupantes dado que la contaminación en la ciudad se debe a los automotores en un 73%.

Las industrias y las ladrilleras también son parte de la contaminación; sin embargo, en la mayoría de emisiones (monóxido de carbono, óxidos de nitrogeno y material particulado) los vehículos están relacionados de acuerdo al último inventario realizado por la EMOV.

En Cuenca el mayor problema de contaminación se debe al material particulado, que a pesar de que no supera la Norma Ecuatoriana de Calidad de Aire (50 microgramos por metro cúbico), sí supera a la media anual de la guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS): 20 microgramos por metro cúbico.

“En nuestra ciudad el material particulado causa problemas de salud. Su promedio es de 35.2. La gente no entiende cuán importante es saber el estado de los vehículos para mantener o bajar las toneladas de contaminantes”, dijo Claudia Espinoza, técnica de la Red de Monitoreo.

Según las investigaciones de la OMS, hay pruebas de que el material particulado suspendido en el aire afecta a la salud y en particular a los sistemas respiratorios y cardiovaculares.

En el caso de Cuenca, en el año 2018 el mayor promedio anual se registró al noroeste de la ciudad: 39.1 microgramos por metro cúbico. Esto según la Red de Monitoreo se debió al parque Industrial, la influencia del tráfico y la ejecución de obras civiles. Además de ello a lo largo del año anterior, 14 veces se superó el valor recomendado por la OMS en 24 horas (50 microgramos por metro cúbico).

El agua ayuda

La lluvia tiene un rol importantísimo porque evita que el material particulado no se concentre en el aire y provoque que se disperse. Sin las precipitaciones, Cuenca tendría un grave problema de contaminación como lo tuvo en los meses de septiembre, octubre y diciembre cuando el material particulado y otros contaminantes se acumularon en el aire.

“Contar con estos datos es importantísimo porque sabemos que los vehículos son el principal contaminante. La calidad de nuestro aire es aceptable, pero se debe mejorar. La gente no entiende que la revisión vehicular nos va a ayudar a controlar la contaminación en Cuenca”, dijo Espinoza. (AWM)-(I)