En Ricaurte exigen que se
respete “suelo residencial”

Entre habitantes preocupa construcción de presunto “patio-bodega a cielo abierto” de fábrica.

En algunas viviendas del barrio La Florida los habitantes colocaron carteles de rechazo a la construcción de fábricas. PSR

La construcción de un presunto “patio-bodega a cielo abierto” de una fábrica en un predio en el barrio La Florida de la parroquia Ricaurte, al norte de Cuenca, preocupa a los habitantes de ese sector.
Según José Ochoa, presidente del mencionado barrio, hace más de un mes, a los vecinos les llamó la atención que maquinaria empiece a demoler las casas y árboles. Entonces empezaron a averiguar qué ocurría en la Junta Parroquial de Ricaurte y en la Municipalidad.
“Nos indicaron que la empresa tiene permiso de construcción menor para levantar un cerramiento perimetral ornamental… pero no lo están haciendo”, dijo ayer el dirigente.
Además, comentó que la empresa tiene autorización para levantar la capa agrícola y ha solicitado al Municipio el cambio de uso de suelo, que actualmente es de vivienda, a suelo industrial.
En el barrio habitan unas 300 familias detalló Ochoa. De estas, 100 colindan con el terreno donde se construiría el patio-bodega.
A decir de Ochoa, para que se dé el cambio de suelo, la fábrica debe cumplir con tres requisitos: un estudio de impacto ambiental, un estudio de movilidad y una socialización. De estos, solo se han efectuado unas encuestas, afirmó el presidente del barrio.
Ochoa señaló que todos los barrios de Ricaurte se han unido, ya que en varios sectores se han instalado “fábricas” y esto les preocupa porque se trata de una zona destinada para viviendas.

Aprobación

Al respecto, Julián Cuenca, titular (e) de la Dirección de Planificación de la Municipalidad, confirmó que hace unos días los propietarios de la fábrica presentaron al Ayuntamiento una memoria técnica para un proyecto de nuevas bodegas en un predio.
“Hicimos una inspección y vimos que de acuerdo a lo que está vigente en el Plan de Ordenamiento Territorial del área urbano parroquial de Ricaurte que está aprobada en el 2012, el uso principal de suelo es para vivienda…”, sostuvo.
El funcionario aclaró que las fábricas que funcionan en la parroquia están emplazadas en un área de polígono industrial en el sector de conocido como el Tablón de Ricaurte, pero “es exclusivamente ahí el uso de suelo industrial”.
La Dirección de Planificación ha emitido un informe tanto a los representantes de la fábrica y habitantes de la zona aclarando que en ningún lugar se ha previsto el cambio de uso de suelo a industrial.
Cuenca indicó que el Concejo Cantonal es el que aprueba los cambios de uso de suelo, pero previamente se requieren cumplir con varios análisis de impacto ambiental, compatibilidad de usos y principalmente una socialización. “Esto no se ha desarrollado. Lo que se nos pidió a nosotros fue una calificación de uso bodegas pero no se ha emitido ninguna autorización por parte de Planificación…”, afirmó.
Daniel García, concejal y expresidente de la Junta Parroquial de Ricaurte, explicó que se ha mantenido reuniones con los pobladores y que se hará el seguimiento para que se cumpla con las ordenanzas municipales.
El concejal pidió también a los ciudadanos que cumplan con las ordenanzas, pues se han registrado casos de inmuebles que no respetan las normas de construcción como los retiros frontales, por ejemplo. (PVI)-(I)