Ecuador no produce bicicletas de competencia

Gran expectativa gira alrededor del ofrecimiento del presidente Lenín Moreno de eliminar impuestos a bicicletas de competencia importadas

903
Bicicleta importada Cube.

En Cuenca no se producen bicicletas de competencia deportiva (de alta gama), las que se venden son importadas. Existen cinco tiendas talleres que realizan ensamblaje de componentes pero, igualmente, importados.

Patricio Suquilanda, en el taller de armado de bicicletas. ACR
Marcelo Solís, cuencano, ensambló una bicicleta “Santana” usada por Richard Carapaz en 2014, en la vuelta ciclística al Ecuador. ACR

El Grupo Ortiz ensambla bicicletas, marca GTiBikes, de acero e importa cuadros de aluminio y componentes, pero no son bicicletas de competencia.

Existe la tienda taller Base Extreme, fundada hace 18 años, de Marcelo Solís, en donde ensamblan bicicletas marca Santana y también usa materia prima importada. Produce a escala pequeña.

¿Entonces por qué ingresó a este negocio del ensamblaje? Solís, licenciado en Cultura Física, recuerda que fue un momento –hace muchos años- en el cual hubo demasiados aranceles en el Ecuador y vio una opción de poder bajar el costo a las bicicletas al traer los componentes sueltos y armarlas en Cuenca, para que la bicicleta cueste menos porque los tributos en componentes, en muchos casos, es cero.

Pero hay otros componentes que hoy siguen con un arancel muy elevado como los sillines (asientos) que pagan el 25 % de arancel porque son de alta gama y no se producen en Ecuador.

“Lamentablemente en bicicletas de competencia no producimos nada en el país, solo cuadros de acero porque este material es manejable; en cambio, el aluminio requiere una suelda especial y un tratamiento térmico en hornos fuertes, un proceso costoso; entonces deberían producirse millares de cuadros para que la producción sea rentable”, comenta.

Por eso importadores como Solís están satisfechos con el anuncio del presidente Lenín Moreno de retirar los impuestos a la importación de bicicletas de competencia, tras el triunfo en el Giro de Italia 2019 del ecuatoriano Richard Carapaz. Solís espera que el gobierno permita que tengan acceso a este tipo de bicicletas de competencia todos los ecuatorianos, no solo los deportistas élite.

En Cuenca existen algunas marcas de bicicletas de competencia importadas, entre las más caras está la Specialized, que bordea los 9.000 dólares; Cube (para competencias planas) sobre los 4.200 dólares y otras marcas como Pinarello u Orbea, entre 6.000 a 7.000 dólares.

El exciclista Daniel Pesántez comenta que en la capital azuaya hay bicicletas de competencia de hasta 15.000 dólares pero ya son personalizadas, por los extras que les ponen como aros, es decir, no se las encuentra en tiendas, sino la gente que tiene dinero solicita que la armen a su gusto y presupuesto.
Pesántez, quien es especialista de la tienda de bicicletas alemanas Cube-Cuenca, confirma que estas bicicletas no se fabrican en Ecuador, las que se ensamblan son para un nivel más recreativo.

Las alemanas son con marco/cuadro y timón de carbón, cambios electrónicos, ya no necesitan cables, tienen 22 velocidades; los aros son de ceja medio alta de 25 y de rodillo sellado, son livianos, asiento con tecnología antiprostática para largas distancias; la más cara a 4.200 dólares, la más sencilla 990 dólares. (ACR)-(I)

¿Un populismo tributario?

Tiberio Torres, analista tributario, catedrático. ACR

El analista tributario, Tiberio Torres, catedrático, comenta que en el anuncio gubernamental de eliminar impuestos a la importación de bicicletas se debe tomar en cuenta que no abarca a todo tipo de bicicletas.

El Presidente señaló que se eliminarán los impuestos a la importación de bicicletas de competición, por tanto, aquellas que por sus características son bicicletas de altos costos y que en nuestro medio con facilidad estarán seguramente por sobre los 1.500 o 2.000 dólares de precio.

Segundo: debe considerarse que, comúnmente, los aranceles y los tributos a la importación de bienes se establecen con la finalidad de brindarle alguna protección o ventaja al productor nacional de esos bienes que se importan, alerta Torres.

Habría que establecer –exhorta- si los ensambladores nacionales de bicicletas ensamblan aquellas que son de competición. De no ser así, seguirán pagando aranceles a las partes y piezas de las bicicletas que ensamblan y, en consecuencia, respecto de las bicicletas que en general compra la ciudadanía, y que no son de competición, no deberían sufrir variaciones en sus valores.

En el presente caso cabe hacerse la pregunta, dice Torres ¿si Carapaz no hubiese conseguido la hazaña histórica de ganar el Giro de Italia, el Presidente habría tomado la misma decisión, o al menos la habría anunciado?

Si la respuesta es no, lamentablemente podríamos hablar de populismo tributario que, dadas las circunstancias, hacen tomar una medida sin un análisis técnico de su impacto de la conveniencia o no de mantener los tributos a la importación de este tipo de bienes.

Comercio

El analista en Comercio Exterior, Antonio Torres, recuerda que las bicicletas de menos de 400 dólares FOB (valor de la mercancía disponible ya para la exportación) no pagan impuestos, tienen 0 % de arancel; pero las bicicletas de competición pagan un 30 % de arancel.

No obstante, rememora que el 11 de julio de 2016, Xavier Enderica cuando fue Ministro de Deporte expidió un acuerdo ministerial por el cual se norma el procedimiento para la obtención previa de autorización de importación de implementos deportivos realizados por las federaciones deportivas y el Comité Olímpico Ecuatoriano, en el que se indica que están exentos de impuestos, según la Ley.

El Comex, en su Resolución 015 de abril de 2015, indicó que las importaciones de implementos deportivos que realicen estos organismos y las federaciones deportivas provinciales, incluidas las del deporte para olímpico, no estarán sujetas a tarifas ni recargos arancelarios. Es el Comex quien libera de los tributos y el ministro Enderica, en 2015, expidió el reglamento para normarlo, precisa Torres. (ACR)-(I)

DATO
Pantaloneta-licra ecuatoriana, de alta gama, 60 dólares. Para alta competencia: casco, guantes, zapatos, gafas no se fabrican en Ecuador, a no ser copias.