21.186 personas buscan un cupo en la U. de Cuenca

Ayer, 7.286 bachilleres y estudiantes fueron los primeros en rendir la prueba de admisión.

603
Ayer, 7286 personas fueron convocadas ayer por la Universidad de Cuenca para que rindieran el examen de admisión

Desde hace varios meses, cientos de estudiantes que buscan un cupo en la universidad pública han tenido que distribuir su tiempo para prepararse para las pruebas que deben rendir en estos días: Ser Bachiller, la prueba de admisión de la Universidad de Cuenca y las lecciones finales del año escolar.

La primera gran prueba empezó ayer: 7286 personas fueron convocadas ayer por la Universidad de Cuenca para que rindieran el examen de admisión,el cual continuará hasta el viernes 31 de mayo. Un total de 21.186, entre estudiantes y ex estudiantes, se inscribieron con el afán de obtener una buena calificación que los ayude a ingresar a la institución pública.

Ante tantos filtros para acceder a la educación superior gratuita, tanto los padres y madres de familia, como los estudiantes y bachilleres, han debido acoplarse y buscar las maneras para obtener los mejores resultados.

“Es mucha presión para los chicos. Es una responsabilidad muy grande que tienen. La semana pasada dieron pruebas como aportes. Esta semana están presentándose aquí. Luego va a ver si tiene un cupo en otra universidad, y después tiene el examen Ser Bachiller y los exámenes finales”, dijo Karina Arévalo mientras esperaba que su hija termine de dar la prueba.

Así como Karina hubo una docena de personas que se sentaron en los alrededores de los edificios que conforman la Universidad de Cuenca. Los nervios fueron una de las características de los padres y madres quienes repetían la misma pregunta: ¿cómo te fue en la prueba?

“Para mí las preguntas más difíciles fueron las de filosofía. Las más fáciles fueron de razonamiento porque he visto en el colegio. Yo le apunto al Ser Bachiller porque es el que vale más”, dijo Steven Sanmartín, quien se inscribió para rendir las pruebas de psicología y medicina. En caso de que no obtenga un cupo en la universidad pública, intentará ingresar a institución privada.

¿Por qué una prueba de admisión?

Pablo Vanegas, rector de la Universidad de Cuenca, reconoció que hay mucha presión sobre los estudiantes que deben rendir varias pruebas para poder ingresar a la educación superior, sin embargo, la institución cuencana cree que es necesario que los aspirantes cuenten con conocimientos previos.

“En el caso de la Facultad de Artes hemos tenido un alto nivel de deserción. Particularmente en música, teníamos estudiantes que sin tener conocimiento previo sobre un instrumento, sobre partituras, sobre notas, habían tenido una buena nota en el examen ENES e ingresaban a la carrera de música. Finalmente al no tener un conocimiento previo, desertaban tiempo después”, dijo Vanegas.

Según el rector, el abandono de las carreras ocurre en menor medida en el resto de facultades. Para evitar aquello, se tomó la decisión de contar con una prueba de admisión propia, con la cual se puede evaluar a los aspirantes.

“Hemos tenido reuniones internas a nivel nacional sobre las pruebas, y hemos pedido que se estabilice el sistema de admisión. Creo que es uno de los retos que tiene la administración actual de la Senescyt, de estabilizar todo el sistema de educación superior”, dijo Vanegas.

En las próximas semanas la Universidad de Cuenca dará a conocer el número total de cupos que tendrá disponible. Se espera que se mantenga la misma capacidad del año anterior: alrededor de 3600 cupos.

Entrega de notas

La nota de la prueba de admisión se entregará 48 horas después de haber rendido el examen. Los inscritos recibirán el puntaje a través del correo electrónico, luego tendrán dos días para pedir recalificación.

La calificación será sobre 1000 puntos, la misma que será promediada con la nota del examen Ser Bachiller. La nota de la prueba de admisión será del 30% mientras que la nota del Ser Bachiller será el 70%.