El medioambiente es universal

Nicanor Merchán Luco

200

No se puede pensar de ninguna manera que el medioambiente solamente está destinado para preservar el campo ni tampoco se puede creer que es para preservar las ciudades. Ni uno ni otro lugar es patrimonio exclusivo del cuidado ambiental. Recordemos que la definición de medioambiente se refiere al “entorno que condiciona la forma de vida de la sociedad y que incluye valores naturales, sociales, culturales y económicos que existen en un lugar”. Es un sistema formado por elementos naturales y artificiales que condicionan la forma de vida de la sociedad, entonces “los seres vivos, el suelo, el agua, el aire, los objetos físicos fabricados por el hombre y simbólicos componen el medioambiente”.

Todos los problemas ambientales que afectan a nuestro cantón y provincia están estrecha y vitalmente relacionados, comenzando por el suelo y el agua que son vitales para la sociedad y el ecosistema. Su vinculación es íntima, por esto que es imposible pensar que solo los que defienden el agua tienen derecho a disponer de ella. Así como el aire sirve para todos el agua igual es vital para la supervivencia de los seres vivos.

Ahora que estamos defendiendo las fuentes de agua, los páramos y los humedales vale señalar que para la sociedad azuaya y ecuatoriana son cuatro los principales problemas que le afectan. El primero y el más destructivo es el avance de la frontera agrícola; nuestros páramos están llenos de cercas, de propiedades privadas, de ganadería y pastizales. El segundo es el que se refiere a la narcominería, a la minería ilegal, la que arrasa con todo. El tercero se refiere a la minería industrial, la que produce impactos, por lo que sobre los 3500 mts. debe mantenerse prístino, es solo la “fábrica de agua”. Y el cuarto problema es que el refiere al calentamiento global, el calentamiento un día nos va a “chaspar”. Un día las sequías matarán de sed a Cuenca por lo que hay que guardar el agua. (O)