El Museo de Cuenca (II)

Jorge Dávila Vázquez

298

Abierto en 1986 el Museo de las Conceptas ha prestado valiosos servicios a la comunidad; por ello, la ciudadanía -y personas de fuera- han reaccionado con entusiasmo ante la idea de constituir un fondo de apoyo permanente a la entidad, a fin de que continúe cumpliendo con su misión de entregar cotidianamente  belleza, defender el patrimonio y difundir obras y autores de distinta naturaleza, así como multitud de saberes, sin sufrir aprietos económicos La propuesta está en el aire y en el ánimo de muchos. Hora es que el Directorio de la Institución resuelva lo que conviene hacer, y entre todos pongamos nuestro granito de arena para evitar la catástrofe cultural que significaría para Cuenca, el cierre de un monumento como este.

Dos factores contribuyeron a destacar todas las  cosas hermosas que guardaba y su origen netamente claustral: la brillante  museografía ideada por René Cardoso, que supo exponer los objetos, relievándolos, sin acumularlos, aprovechando los espacios de la vieja construcción renovada, y la fotografía de Gustavo Landívar Heredia, que contribuyó a una perfecta y recogida ambientación, con unas imágenes que han sido recientemente puestas en valor, en gran formato, y que permiten evocar  magníficamente la vida del convento de clausura.. Eulalia Moreno Aguilar fue su primera Directora. Ella se esforzó en establecer contactos entre la colectividad y el Museo, abriéndolo más allá de la muestra permanente, con frecuencia. Uno de sus afanes principales, la conservación de las delicadas piezas, aunque pese a todo esfuerzo, no logró restaurar la monumental serie de la Vida de la Virgen, verdadera joya escondida de la entidad museística. Le sucedió Clarita Jaramillo Paredes (+), siempre en el empeño de  proteger  la vida del Museo, durante un tiempo tan largo como el de la anterior directora.  Vino, luego, Catalina Cisneros Malo por un corto tiempo. Su idea fue  transformar la museografía de Cardoso, volviéndola más dinámica y actual.  Sus afanes, penosamente, no llegaron más allá del proyecto. La directora más reciente es Mónica Muñoz Carrasco, que tiene un solo sueño, en medio de su febril actividad: evitar que se cierre el Museo. ¡Seguro que la solidaridad colectiv va a apoyarla seriamente! (O)