Los waoranis marchan sobre Quito y piden que la justicia ratifique fallo a su favor

700
AME3490. QUITO (ECUADOR), 16/05/2019.- Integrantes de la etnia indígena waorani, de la amazonía de Ecuador, marchan para exigir que la justicia del país ratifique un fallo que admite la violación del mecanismo de consulta previa en la licitación de un proyecto petrolero en su territorio este jueves, por las calles de Quito (Ecuador). La marcha se dirigió hasta las inmediaciones de la sede del Ministerio de Energía y recursos Naturales No Renovables, en el centro-norte de la ciudad, donde expresaron su deseo para que se respeten sus derechos y el fallo judicial que acepto una acción de protección frente a la explotación del llamado bloque 22, en su territorio ancestral. EFE/ José Jácome

Integrantes de la etnia indígena waorani, de la Amazonía, realizaron este jueves una marcha en Quito para exigir que la justicia del país ratifique un fallo que admite la violación del mecanismo de consulta previa en la licitación de un proyecto petrolero en su territorio.

Apoyados por grupos sociales de la ciudad, decenas de indígenas waorani desfilaron con sus rostros pintados de colores tradicionales y ataviados con ropa de su cultura.

La marcha se dirigió hasta las inmediaciones de la sede del Ministerio de Energía y recursos Naturales No Renovables, en el centro-norte de la ciudad, donde expresaron su deseo para que se respeten sus derechos y el fallo judicial que acepto una acción de protección frente a la explotación del llamado bloque 22, en su territorio ancestral.

“El agua es un tesoro que vale más que el oro”, “La selva no se vende” y “Nuestros territorios no están en venta”, fueron algunas consignas que los manifestantes exhibieron en pancartas durante la marcha de protesta.

Con su lanzas y hachas ceremoniales, los waorani caminaron en la ciudad en lo que dijeron es una lucha de resistencia frente a la actitud del Gobierno que ha presentado una apelación al fallo judicial de abril pasado a favor de los indígenas.

“El derecho a la consulta previa y a la autodeterminación” le fue negado a los waorani de la provincia amazónica de Pastaza (este), pero esta es “una situación sistemática y continua que se ha venido presentando en el país” desde hace años, explicó a Efe la abogada de los indígenas, María Espinosa.

Recordó que en 2012, una consulta previa efectuada por el Gobierno de entonces cometió múltiples violaciones, por lo que la comunidad afectada demandó la acción de protección.

Un tribunal de Pastaza, en abril pasado, dio la razón a los waorani y aceptó la acción de protección, pero de inmediato el Ministerio de Energía anunció que apelaría la sentencia.

Los indígenas piden que la consulta previa se vuelva a realizar conforme a estándares internacionales en la materia, aunque exigen que esta fórmula se extienda a otras nacionalidades afectadas por la misma situación.

Por ello, dijo, la manifestación de hoy recibió el respaldo de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y de otros grupos sociales y de ambientalistas.

Etnias como la shuar, la achuar, zápara y quichua también apoyan las medidas de presión porque han sido afectadas por el mal uso del mecanismo de la consulta previa, añadió.

Y es que para Espinosa, sobre la vida y el territorio de las nacionalidades “no se pueden tomar decisiones unilaterales por parte de ninguna autoridad pública”.

Admitió que la actividad extractiva (petróleo y minería) es importante para Ecuador, pero consideró que “el Estado tiene el deber de defender el derecho de todos sus ciudadanos, incluyendo a los pueblos indígenas”.

“Las nacionalidades indígenas no han pedido nada por fuera del marco constitucional” y su reclamo está amparado en el derecho internacional, agregó la letrada.

Espinosa remarcó que, “si la Corte actúa en derecho, tendrá que volver a ratificar el fallo”, y añadió que si eventualmente existiera un pronunciamiento en contra, los waorani agotarán las instancias nacionales y acudirán, si es necesario, a organismos internacionales para hacer que se respeten sus derechos. EFE

fa/laa

(foto)