La cifra de cesáreas en Ecuador triplica a la de otros países

Intervenciones quirúrgicas bordean el 38 %, que es considerada cifra alta por la OMS.

643
Imagen en la que se muestra la preparación para un alumbramiento normal en agua.

El parto humanizado es una modalidad que se fundamenta en los derechos de la mujer y el bebé. Tiene como objetivo proteger y garantizar la vida de los recién nacidos, a la vez que da la posibilidad de que las embarazadas se informen de manera adecuada acerca de toda la etapa de gestación y que sean ellas quienes elijan la forma de alumbramiento, sea esta normal o a través de una cesárea.
En este país, los índices muestran que el porcentaje de intervenciones quirúrgicas bordea el 38 %, que es considerada una cifra alta en relación a otros países donde esta cifra alcanza hasta el 12 %, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es por esta razón que en Ecuador se ha implementado un proyecto de ley de parto humanizado que se aplica en algunos centros de salud.
En Cuenca se ha establecido una Red de Parto Humanizado que tiene el propósito de preparar a la mujer para empoderarla en sus derechos y dirigirla para que pierda el miedo para cuando sea el día del parto. Elbia Martínez, médico obstetra, quien coordina esta organización, mencionó que la etapa del embarazo es una experiencia que debe vivirse con naturalidad.
“Lo que buscamos es preparar a la mujer para que conozca que el día del parto va a ser una experiencia maravillosa, a la vez, prepararla para la llegada de ese ser que merece ser recibido con amor y respeto”, sostuvo Martínez.

Testimonio
Belén Dávila es una de las mujeres que han vivido la experiencia de tener un parto humanizado. Ella manifiesta que es fundamental que la mujer se eduque respecto a la forma en que llevará su embarazo. En su caso, buscó información a través de la red para saber cuáles son las opciones que tenía. Menciona que dio a luz hace un mes y que eligió tener un parto natural en agua, que consistió en un alumbramiento en casa.
“La doctora llevó la piscina a mi casa. Este tipo de alumbramiento tiene muchos beneficios para la mamá y para el bebé. Por ejemplo, el dolor del parto se reduce por el agua caliente y el bebé sale a un ambiente parecido al útero, por lo que no experimenta un shock”, expresó.
Adicionalmente, en este tipo de alumbramiento, pueden estar personas cercanas a la mujer, explicó Dávila, quien agrega que tomó esta decisión aún cuando algunos médicos habían recomendado que se realice una cesárea.
“Mi embarazo estaba bien, pero el bebé estuvo en una posición que no era ideal para nacer y el bebé fue grande. Los doctores que me veían me decían que tenía que hacerme una cesárea, que eso era lo más seguro, pero al hablar con Elvia (Martínez), ella me comentó que el bebé se podía dar la vuelta incluso en el parto, no antes, y eso pasó y todo salió bien”, comentó. (LCH)-(I)

Convocan a encuentro

El próximo 28 de mayo, desde las 18:30, tendrá lugar el primer encuentro de parto humanizado que estará dirigido a las mujeres embarazadas. Elbia Martinez, médico obstetra, señaló que en este evento, mujeres que han vivido esta experiencia estarán exponiendo sus testimonios. Así también, profesionales de la salud que están bajo esta filosofía, estarán brindando información.
Sostuvo que el evento tendrá lugar en la clínica “Córpore”, ubicada en la calle Jacinto Flores y avenida 10 de Agosto, diagonal al ECU 911. La entrada es gratuita pero por motivos de logística, se requiere una inscripción a través de los números: 4090-047/0984311838/0998997718.
“La ciudadanía va a conocer los derechos que le asisten a la mujer y a su familia al momento del parto”, informó Martínez. (I)