El prefecto Yaku Pérez se posesiona en dos actos

Las ceremonias se realizaron en Pumapumgo y en San Blas. Estuvo con sus dos hijas y su madre.

426
Momentos en que Yaku Pérez recibía el bastón de mando, en Pumapungo, durante la ceremonia ancestral, de Taita Yuro.(PSR)

Lo que se esperaba sean los primeros rayos del sol resultaron siendo miles de gotas de lluvia. Así comenzó bien temprano, a las 06:00 de este martes, el ritual de posesión ancestral del prefecto Yaku Pérez Guartambel en el coricancha del complejo arqueológico de Pumapungo donde el centro era la chacana en forma de espiral elaborada con pétalos de rosas y manzanas, siguiendo las costumbres de la cultura cañari.
El humo del incienso cubrió el cuerpo de Yaku Pérez, quien entró descalzo para el proceso de purificación y posesión en medio de sabios consejos y buenas energías. Presidió taita Yuro, un hombre de la cultura Puruhá.
En la parte esencial invocó al gran Pachacamac. “Señor del Universo, Corazón del Cielo y de la Tierra”, para que Yaku Pérez Guartambel “con su cabeza tenga un buen pensar, con sus ojos un buen mirar, con su boca un buen decir, con su corazón un buen sentir, con sus manos un buen hacer y con sus pies un buen caminar”.

Personas de los pueblos Saraguros, Cañaris, Puruhaes y otros, participaron de la posesión del prefecto del Azuay.(PSR)
“Bienvenidos a este lugar donde hace 12 mil años los incas y lo bautizaron como Pumapungo. Estamos en minga inaugurando la Prefectura del Agua, comenzamos bien”, expresó Yaku Pérez tras recibir el bastón de mando y recalcar que la minga y la defensa del agua en contraposición a la minería serán la base ideológica de su gestión en la Prefectura.
En caminata llegó a San Blas Yaku Pérez acompañado del público, no sin antes hacer un desvío hacia la parte baja del complejo Pumapungo donde cogió agua de una laguna y mojó su cabeza en señal de amor, admiración y respeto al agua.
El discurso de apertura en San Blas lo dio Cecilia Méndez, viceprefecta del Azuay. Ella destacó la lucha de los pueblos como el camino para combatir la impunidad y la corrupción. Expuso su plan de trabajo con énfasis en la mujer rural, que tiene cinco puntos: un censo agrarios para definir los lugares a los que hay que dar respuesta; impulsar la producción agroecológica; en cada cantón abrir centros de acogida para mujeres víctimas de violencia; impulsar la escuela de artes y oficios; e impulsar la educación popular para formar líderes.
Se firmaron dos convenios, uno entre el prefecto Yaku Pérez y la U. de Cuenca, para la definición del plan de trabajo con el modelo de gestión territorial con enfoques contra la minería y en protección del medio ambiente, y en el aspecto cultural con la celebración de los cuatro Raymis; y otro con la UDA.


Pérez firmó el decreto disponiendo la reducción de su sueldo a la mitad. La otra mitad pasará a un fondo para la defensa del agua y proyectos sociales. Hoy Pérez iniciará su trabajo no en la oficina sino en la comunidad Soldados, sembrando árboles. Monseñor Marcos Pérez bendijo a la autoridad y recordó a los políticos que no olviden sus promesas de campaña.

Entre los concurrentes estuvieron Antonio Quinde, primer presidente de la Ecuarurnari; dirigentes indígenas nacionales como Blanca Chancoso, Carmen Lozano y Luz Namicela, el esambleísta Gerónimo Yantalema, y una delegación de Guayaquil presidida por Xavier Adum y Pedro Ramón. No hubo el acostumbrado banquete. Una pampamesa cerró la ceremonia; tampoco hubo brindis con champaña ni whisky, la chicha de jora los reemplazó.

Manuela Picq junto a Martha Roldós, durante la ceremonia desarrollada en San Blas, junto a la Casa de la Provincia.(PSR)

Rosa Inés Guartambel, con su sombrero, pollera y blusa bordada bajó del escenario con el bastón de mando de su hijo. “Como madre me siento medio sufrida porque mi hijo tiene que cumplir con tantas comunidades que creen en él”, expresó.
No pensé tener un hijo prefecto, pero el pueblo así lo quiso. Él desde niño ayudaba y decía, “mami, traiga para ir a dar a tal persona”. De cuatro años y medio lo levantaba de madrugada para peinarlo y le lavaba su carita para que no se duerma y vaya a la escuela y yo me iba a trabajar en la hacienda de don Eduardo Serrano con la hierba que nos regalaba criábamos cuicitos y así combatimos la pobreza. Después, desde las tres de la mañana trabajaba conmigo ordeñando vacas, comentó.
Sobre el cambio de nombre, “no me gustó, pero mi otro hijo dijo deje, es su gusto, y hay que respetar su decisión”.
Manuela Picq, pareja de Yaku Pérez, llegó a San Blas acompañada de Martha Roldós y permaneció en una carpa. Ella afirmó que no intervendrá directamente en la Prefectura. “Tengo una vida independiente y autónoma, intelectual y profesional. No voy a abandonar mi carrera profesional para ser esposa de un político. Estoy ayudando desde atrás como intelectual y periodista a él (Yaku) y al resto del equipo”, dijo.

 

Los alcaldes y consejeros

Almenos 11 alcaldes de cantones de la provincia, del Azuay: Santa Isabel, Pucará, Ponce Enríquez, Paute, Guachapala, Sevilla de Oro, Gualaceo, Chordeleg, Sígsig, Girón y Oña, estuvieron presentes en la ceremonia de posesión. En San Blas, en Pumapungo asistió el alcalde electo de Cuenca, Pedro Palacios.
Las autoridades cantonales también cumplen con sus actos de posesión, luego de su concurrencia al acto del prefecto. Gustavo Vera, alcalde de Gualaceo lo hizo ayer a las 18:00, en la Plaza Cívica; para hoy, está prevista la misa de acción de gracias y posesión desde las 16:00, del alcalde Deifilio Arévalo, de Chordeleg.
También hoy a las 17:00, en Paute habrá la posesión del alcalde Raúl Delgado, quien aspira llevar adelante un trabajo coordinado con la Prefectura, por el desarrollo del cantón; para ello ha propuesto a la autoridad provincial, traer de vuelta la planta de Asfaltar, a su jurisdicción lo que implicaría dejar de pagar una gran cantidad por arriendo en Azogues y a cambio los pauteños tendrían obras viales.