Internistas rotativos cesan actividades a nivel nacional

En Azuay son alrededor de 500 internistas los que han paralizado sus labores desde ayer.

137
Ayer desarrollaron una nueva movilización en reclamo de un estipendio justo. LCC

El cese total de sus actividades en las casas de salud es la medida que han tomado a nivel nacional los internistas rotativos de todas las áreas de servicios.
La decisión se produce por no haber llegado a un acuerdo con la Ministra de Salud, Verónica Espinosa, para que revea el Acuerdo Ministerial 345 que reduce el 40 % del salario a este sector.

Según el Acuerdo firmado entre el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Salud, el reconocimiento económico para los internistas rotativos está distribuido de la siguiente manera: 394,00 dólares para estudiantes de Medicina y Obstetricia; 295,50 dólares para Internos de Enfermería; y 197,00 dólares para Internos de Nutrición.
Esta es la razón por la que los estudiantes expresan su descontento y reclaman un “estipendio justo”.

El pasado viernes 10 de mayo, representantes de los internistas y las autoridades competentes mantuvieron reuniones de trabajo en Quito, en las que se estableció convocar a una nueva reunión el lunes 13 de mayo para buscar solución.
Sn embargo, tal convocatoria no se dio, dijo Daniela Solano, representante de los internistas rotativos del Azuay.

“Estuvimos esperando una convocatoria que no llegó. Nadie del Ministerio de Salud se pronunció, y lastimosamente estas son las medidas que se han tomado (…) Las autoridades no muestran un interés en solucionar el problema; no es solo por el estipendio sino por todo el sistema que se está cayendo”, expresó.

En Azuay son aproximadamente 500 internos rotativos que brindan apoyo para verificar datos clínicos, consultas médicas, prescripción, diagnóstico y evolución de los pacientes.
También realizan gestión, seguimiento y órdenes de imágenes, laboratorio y otros servicios.
A decir de Adriana Avilés, representante de los internistas rotativos de la Universidad Católica de Cuenca, esta paralización se da para que su trabajo sea valorado.
A este comentario se unió David Duque, interno de cirugía, quien mencionó que en su caso cumple hasta 110 horas semanales de trabajo. Asegura que sus derechos han sido muchas veces vulnerados.

Por su parte, Juan Chuchuca, coordinador zonal 6 de Salud, comentó que se trata de un asunto de austeridad, pues el presupuesto asignado para reconocer la labor de los internistas rotativos sobrepasa la demanda actual de estudiantes en las universidades. (LCH)(I)

Atención en el Hospital Vicente Corral Moscoso

Óscar Chango, gerente del hospital regional “Vicente Corral Moscoso” (HVCM), dijo que respetan la decisión de los internistas y aseguró que garantizarán los servicios para los pacientes que lleguen a esta casa de salud.
“Trabajaremos a través de contingencia con el personal disponible, como se ha hecho en otras ocasiones, cuando los estudiantes han tenido actividades académicas. No queremos generar una pérdida o una falla en la atención”, indicó. (I)