El estado de salud de Julio César Trujillo es delicado

1166

El octogenario presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (Cpccs-t), Julio César Trujillo, fue ingresado este martes en un hospital de Quito afectado por un crítico problema cerebro vascular, informó este martes el organismo. Su estado de salud es delicado.

El Consejo, en un escueto comunicado oficial, informó de que Trujillo “fue ingresado de emergencia esta tarde a una unidad de salud de la capital”.

Además, señaló que el diagnóstico médico indica “que ha sufrido un accidente cerebro-vascular severo y su situación es crítica y de pronóstico reservado”.

“En las próximas horas se informará sobre el estado de salud del presidente de la institución”, agrego el Cpccs-t en su comunicado.

Trujillo, de 88 años de edad, es un político ecuatoriano que fue líder de la Democracia Popular (Democracia Cristiana) y que también ha trabajado de manera cercana con sectores sindicalistas y de indígenas.

Abogado de profesión y catedrático universitario, se ha desempeñado como vicerrector de la Universidad Católica y decano de la Facultad de Jurisprudencia.

En 1998 también integró la Asamblea Constituyente que redactó la decimonovena Carta Magna del país, cuerpo normativo que fue criticado por varios sectores políticos de izquierdas.

Además, fue presidente del Tribunal de Garantías Constitucionales, Defensor del Pueblo, miembro de la sección jurídica de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, de la Comisión Andina de Juristas y de una Comisión Anticorrupción de su país.

Apenas este lunes, Trujillo dirigió una sesión del Cpccs-t que debía finalizar sus funciones, pero que decidió prorrogarlas hasta que el Consejo Nacional Electoral autorice de manera oficial a los nuevos vocales del organismo que fueron designados en los comicios del pasado 24 de marzo.

El Cpccs-t ha escuchado desde la oposición duras críticas a su desempeño por los procesos de evaluación y designación de nuevas autoridades de varios organismos del Estado, incluidos las entidades de control, así como por su supuesta politización y apego al Gobierno. EFE

FOTO: FOCUS