Marcelo Ferrari: “En la montaña te podés encontrar con vos mismo”

Tras ascender al Cotopaxi, en las próximas semanas tiene en lista hacer intentos de cumbre en los volcanes Cayambe y Tungurahua

632
Martín Herrera (I), Marcelo Ferrari, Jhendri Pazmiño (ASEGUIM) Andrés Álvarez, Juan Carlos Silva (ASEGUIM) y Pedro Aguilar. Cortesía

Proponerse alcanzar la mayor cantidad de cumbres de las montañas del Ecuador, es lo más “espectacular” que se le pudo ocurrir, asegura Marcelo Ferrari. Este 12 de mayo completó su segunda cumbre al ascender en cerca de 4h20m el volcán Cotopaxi, ubicado a 5.897 m.s.n.m. El 20 de enero, un día después de su cumpleaños, pisó la cumbre del Carihuairazo, a 5.116 m.s.n.m.

Acostumbrado a entrenamientos fuertes, por su afición a los ultramaratones, el argentino –radicado algunos años en Cuenca- no proyecta su vida sin experiencias extremas “que otras personas también lo puedan disfrutar” y que les dejen lecciones de vida.

Ferrari acudió al Cotopaxi con Andrés Álvarez, Martín Herrera Molina y Pedro Aguilar. El grupo avanzó en su objetivo en dos cordadas guiadas por Jhendri Pazmiño y Juan Carlos Silva.

Se sienten afortunados porque la montaña les regaló un día despejado pese a la incertidumbre que tenían porque una semana antes hubo una avalancha importante. “A los cinco minutos que llegamos a la cumbre, todo se nubló. Y (tras el descenso) cuando llegamos al refugio, empezó a llover. Tuvimos una suerte espectacular”.

Pedro Aguilar (I), Andrés Álvarez, Marcelo Ferrari y Martín Herrera. Cortesía

Para Ferrari no hay que ponerse límites ni buscar pretextos cuando se quiere cumplir retos. Aunque siempre tuvo la curiosidad por incursionar en el montañismo resalta los diálogos de motivación con Nicanor Merchán (uno de los fundadores del Club Sangay), Iván Vallejo (mejor montañero ecuatoriano) y Carla Pérez (única mujer latinoamericana en llegar a la cima del Everest sin oxígeno artificial).

“Muchas veces creemos que este tipo de deportes es solo para los jóvenes. Tengo 52 años y te puedo asegurar: cualquier persona que tiene una buena condición física y una buena alimentación, lo puede lograr…”.

Su día a día empieza a las 05:30 en el Gym Liforce para llegar a las 08:30 a su trabajo. El fin de semana acude a El Cajas, aunque para su último reto estuvo una semana aclimatándose en el Chimborazo con caminatas de 12 a 16 kilómetros por las Agujas de Whymper y por el camino a las aristas de El Castillo con altitudes entre los 5.000 a 5.300 m.s.n.m.

Este 18 de mayo hará intento de cumbre en el volcán Cayambe (5.790 m.s.n.m.) con especialistas del Club Sangay y el 25 de mayo planea hacer intento de cumbre en el volcán Tungurahua (5.023 m.s.n.m.). Su objetivo final es hacer el Chimborazo (‎6.263) y en el 2020 llegar al Aconcagua con apoyo de auspiciantes. “Estar en la montaña es una desconexión total de tu día a día. La montaña es un lugar donde te podés encontrar con vos mismo”. (BST)-(D)