Exempleado público del IESS es sentenciado a tres años de prisión por concusión

En contra de Esteban Geovanny D., los jueces dictan tres años de prisión y pago de multa.

602
La Fiscalía del Azuay efectuó las investigaciones y presentó los elementos de convicción por el caso de conclusión.

El Tribunal de Garantías Penales del Azuay sentenció a Esteban Geovanny D., exfuncionario del hospital “José Carrasco Arteaga”, del IESS, de Cuenca, a tres años de privación de libertad y a cancelar una multa de diez salarios básicos unificados, por su participación como autor directo en el delito de concusión.

La decisión de los jueces se conoció en la audiencia de juicio, el lunes y jueves pasados, en el Complejo Judicial de Cuenca.

En esta diligencia, el fiscal de Delincuencia Organizada, Fernando Sánchez, presentó su teoría del caso argumentando que Estaban Geovanny D. exigió dinero a manera de una gratificación no debida, para cambiar el turno que la víctima tenía, para atención en el área de Cardiología, fijado para el 25 de septiembre de 2018.

De acuerdo con la investigación, la víctima tomó contacto con el ahora sentenciado, quien cumplía las funciones de los conocidos “Chalecos rojos”, encargados de direccionar y dar información a los usuarios.

Ante la inquietud del denunciante Esteban Geovanny D. no lo trasladó hasta el área de Estadística, donde se tramitan los cambios de turnos, sino que le entregó un papel con un número de teléfono y el nombre “Esteban”.

Luego, mediante una llamada telefónica el acusado le exigió a la víctima una contribución económica para entregarle un turno para una fecha más cercana. Es así que el 13 de julio de 2018, cuando se encontraban en el parqueadero del hospital, el denunciante le entregó 40 dólares a Esteban Geovanny D. y a cambio recibió un tiquete con un turno fijado para el 16 de julio del mismo año.

Durante la investigación se comprobó que la mañana del 13 de julio de 2018 se anuló el turno que estaba asignado a otra usuaria. Horas más tarde se le otorgó el turno para Cardiología al sentenciado y enseguida fue anulado este turno para ser asignado a la víctima; así lo detalla un informe de la Fiscalía.

En la audiencia de juicio, el fiscal Fernando Sánchez comprobó la comisión del delito y la participación de Esteban Geovanny D., con los testimonios de la víctima, funcionarios del hospital y peritos que realizaron un análisis de llamadas telefónicas y reconocimiento del lugar de los hechos y de evidencias.

Adicionalmente, fueron presentados los anexos remitidos por la coordinación de auditoría médica y de la unidad de atención al cliente del hospital, con lo que se demostró el registro de cambio de turno en el sistema informático. (KOQ)-(I)

COIP

El artículo 281 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), establece el delito de concusión y señala que los servidores públicos y las personas que actúen en virtud de una potestad estatal en alguna de las instituciones del Estado, determinadas en la Constitución de la República, sus agentes o dependientes oficiales que abusando de su cargo o funciones, por sí o por medio de terceros, ordenen o exijan la entrega de derechos, cuotas, contribuciones, rentas, intereses, sueldos o gratificaciones no debidas, serán sancionados con pena privativa de libertad de tres a cinco años. (I)