San Pedro del Pongo, un sueño de emigrantes hecho realidad

Son las 09:00 del jueves 9 de mayo. Los jugadores de San Pedro del Pongo, equipo que milita en el Torneo Provincial de Fútbol de Segunda Categoría escuchan atentamente a su entrenador, el cuencano César Bermeo al interior de la residencia del Club.

356

Antes, los futbolistas de diferentes partes del país se levantaron, asearon y desayunaron “sanamente”, con alimentos que se producen en dicha comunidad de Girón, cantón azuayo que se encuentra a 46 kilómetros de Cuenca.

Después la charla técnica que incluye consejos, los jugadores caminan al estadio -cuya cancha reglamentaria dispone de un sistema de riego y drenaje- que forma parte en el Complejo Deportivo San Pedro del Pongo, el cual cuenta con 15 hectáreas.

La infraestructura forma parte de un proyecto familiar, luego que una familia gironense emigró a Estados Unidos hace 30 años en busca del “sueño americano” que hoy en día lo está cumpliendo pero en su propia tierra.

Danny Gómez, dirigente del Club, cuenta que siempre han estado ligados al deporte. “De generación en generación hemos venido jugando como San Pedro del Pongo a nivel amateur, en el fútbol de barrio como se dice, animando muchos campeonatos como el Intercomunidades de Girón. De ahí nace la idea de construir dicho Complejo Deportivo”.

El joven de 23 años, sostiene que “en esta temporada armamos el equipo de Ascenso para que Girón cuente con fútbol profesional”.
El Club fue legalizado recién este año, a pesar de que intentaban inscribirlo en la Asociación de Fútbol del Azuay desde hace 11.
En el plantel figuran dos jugadores oriundos de San Pedro del Pongo. Se trata de los hermanos: Wilmer y Henry Carpio. También hay elementos de Girón, Santa Rosa, Balao, Naranjito… “No tuvimos la respuesta que esperábamos en la convocatoria, quizás porque somos un equipo nuevo y la gente todavía no cree en nuestro proyecto, pero tenemos que seguir adelante”, indica Gómez.

Una de las prioridades que tiene como dirigente es que “siempre buscamos darles el mejor trato a nuestros jugadores. Les damos alimentación y vivienda, tienen todo, no les falta nada, solo tienen que preocuparse en jugar”.

Para este año se maneja un presupuesto de 20.000 dólares, incluido el ingreso a AFA. “Nuestro mayor sueño es jugar en la LigaPro. Pero hay que ir paso a paso. Primero nos gustaría clasificar a los Zonales porque estamos conscientes de que esta temporada será de aprendizaje”, expresó Gómez, quien nació en Estados Unidos.

La euforia se siente entre los pobladores de San Pedro del Pongo, quienes esperan con ansias que el estadio sea habilitado en la tercera fecha después de cumplir algunos requerimientos que hacían falta como la construcción de un cerramiento.
El optimismo, incluso, sobrepasa fronteras, a tal punto que varios gironenses residentes en Estados Unidos, incluidos auspiciantes del equipo, han pedido que les envíen la camiseta del club.

Crianza de animales

Rosa Chimbo, madre de Danny Gómez que preside el Club San Pedro del Pongo, confiesa que nunca se imaginó que este Proyecto se hiciera realidad después de emigrar a Estados Unidos. “Primero doy gracias a Dios porque venimos de una familia pobre. Somos 10 hermanos que hemos vivido en el campo sin luz, sin agua, sin nada…”

Recuerda que cuando llegó a Norteamérica se dedicó a varios oficios. “Limpiaba oficinas, trabajé en un restaurante, luego en una lavandería…Teníamos que privarnos de algunas cosas para poder reunir dinero”.

A parte de desenvolverse como presidenta del Club, Doña Rosa se dedica a la ganadería, al campo, crianza de pollos, chanchos. “De aquí sacamos los alimentos para mantener a nuestros jugadores”, cuenta Chimbo.

El proyecto no va dirigido exclusivamente al equipo de Segunda Categoría, ya que en junio esperan inaugurar las colonias vacacionales y las escuelas de fútbol. “Creemos y apostamos en el talento que hay en este cantón”, concluyó. (JMB) (D)