Luis Soler: El Cuenca como institución se merece un plantel 100 % profesional

411

La madrugada del nueve de mayo, a un día del partido con Macará, el lateral zurdo Fabricio Bagüí fue detenido por conducir con un grado de alcohol en la sangre de 0.4 g/l. Tras informe de la Comisión Jurídica y en base al Reglamento Interno, el jugador fue separado del plantel profesional. Su caso se suma a la de Jhon Rodríguez quien la madrugada del 22 de marzo del 2019 fue detenido por conducir con 1.10 gramos de alcohol por litro de sangre.

Bagüí, de 30 años, llegó al Cuenca en el 2018. Hasta la fecha ha jugado 15 partidos. “A un ser humano no hay que crucificarlo por uno, dos o tres errores, pero me parece que el Cuenca como institución se merece un plantel 100 % profesional y el que no sea así no estará más acá. Tengo total respaldo de la dirigencia…, nosotros decidimos cambiar todo esto y lo vamos a cambiar”, dijo el DT Luis Soler tras afirmar que el proceso puede tardar algunos meses “pero estas cosas hay que solucionarlas de una vez por todas”.

Sostuvo que no puede ser policía ni poner un policía a cada uno de los jugadores para vigilar lo que hacen después de los entrenamientos. Dijo que apuesta más bien a la formación del jugador, al respeto de normas y a los punitivos –como la exclusión del plantel- en caso que se no se las cumplan.

Hace cuatro días, el cinco de mayo, otro caso que llamó la atención, fue el de Billy Arce, de 20 años y designado como jugador revelación 2017 por la Asociación de Futbolistas del Ecuador. Vía Twitter se viralizó fotografías en la que el jugador está en una fiesta donde hay botellas de licor. (BST)-(D)