Internos reclaman una remuneración justa

Esperan resolución hasta mañana. Ayer protagonizaron una nueva marcha de protesta.

600
En caso de no llegar a un acuerdo hasta mañana, los internistas paralizarán sus actividades desde el próximo lunes. PSR

Una nueva jornada de protestas protagonizaron ayer estudiantes de Medicina, Enfermería y Nutrición de las diferentes universidades de esta ciudad. Ellos ejercen presión para que se derogue el acuerdo interministerial que reduce el 40% de sus salarios.

Esta es la tercera movilización que realizan y aseguran que tomarán medidas de hecho en caso de que su petición no sea atendida hasta mañana viernes. Según informó Richard Medina, vicepresidente de la Asoescuela de Medicina de la Universidad de Cuenca, desde el próximo lunes paralizarán de manera parcial sus actividades en las casas de salud donde cumplen su internado.

“Poco a poco haremos un paro de brazos caídos que significará que progresivamente iremos cumpliendo menos funciones”, refirió Medina. Esta decisión es apoyada por el Colegio de Médicos del Azuay que también rechaza la “precarización” que se está cometiendo en contra de los estudiantes. Patricio Barzallo, presidente del referido gremio, sostuvo que los internistas son un gran apoyo para que los pacientes se recuperen de buena manera y contribuyen a dar una mejor atención.
“Esta medida perjudica enormemente a los pequeños recursos que ellos perciben por su trabajo porque es una labor muy sacrificada, con trabajo diurno y guardias, con lo que ellos ponen en práctica sus conocimientos y van aprendiendo”, expresó Barzallo.

Labores

Paulina Bermeo, representante de los internos de medicina, indicó que las labores de este grupo dentro de las casas de salud son fundamentales, pues son quienes están más en contacto con los pacientes y les proveen de medicamentos.

“Somos el motor del hospital junto a los compañeros de enfermería que se encargan de suministrar los medicamentos y estar pendientes de los signos vitales. Nosotros no realizamos prácticas, ya tenemos un trabajo directo”, explicó.

En el caso de estudiantes de Nutrición, la situación se torna preocupante pues hay quienes aseguran que 197 dólares, que es lo que percibirán, no alcanza para los gastos diarios. En esta área de la salud, los internos hacen evaluaciones de los estados nutricionales del paciente, asignan dietas de acuerdo a la patología, hacen visitas domiciliarias, ferias de promoción, entre otras actividades.

“Son 112 dólares con lo que tenemos que sobrevivir. Estoy de interna en Biblián. Gasto 1,25 en pasajes. No me va a alcanzar”, seguró Tamara Calle.(LCH)-(I)