El 10 % del Ejército colombiano cuidará el medioambiente y la biodiversidad

393

El Ejército colombiano destinará el 10 % de sus efectivos a proteger el medioambiente y la biodiversidad del país, informó el comandante de esa institución, general Nicacio Martínez.

Así lo aseguró Martínez en una rueda de prensa en la que dijo que la decisión la tomó el presidente Iván Duque, dada la importancia que su Gobierno le da a los asuntos ambientales de Colombia.

“Vamos a destinar (…) el 10 % de nuestras tropas para proteger el medioambiente y sus recursos”, afirmó el general, quien recordó que Colombia es “la segunda biodiversidad del mundo y la reserva número cuatro en agua”.

Agregó que para el país es importante preservar esa riqueza y que la orden presidencial “la vamos a cumplir estrictamente en el marco de la ‘Operación Artemisa'”.

Para luchar contra la deforestación el Gobierno colombiano puso en marcha hace dos semanas la “Operación Artemisa”, iniciativa que se implementará en todos los parques naturales del país con la participación de las Fuerzas Militares, Policía, Fiscalía y el acompañamiento del Ministerio de Ambiente.

El general Martínez destacó que ese 10 % de la tropa, que son más de 10.000 militares, hace parte principalmente de los 10 batallones de alta montaña, los cinco batallones de selva y la brigada contra el narcotráfico, dedicada “exclusivamente a atacar los cultivos ilícitos”.

El oficial detalló que el Ejército atenderá “puntos críticos” como la Sierra Nevada de Santa Marta, en la costa atlántica, de una gran riqueza natural y hasta cuyas estribaciones llegaron hace décadas los cultivos ilícitos.

“Se requiere la protección y lo vamos a hacer. Quienes estén fuera del marco de la ley, los pondremos a disposición de las autoridades”, expresó.

En Colombia hay 1.921 especies de aves, que lo ubican como el país número uno del planeta en esa diversidad, de las cuales un 20 % está en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Duque aseguró ayer al intervenir en la Cuarta Reunión Anual Global de la Tropical Forest Alliance (TFA), que finaliza hoy en Bogotá, que Colombia ha perdido en los últimos diez años cerca de 200.000 hectáreas anuales de sus bosques y selva tropical húmeda.

Una de las regiones más afectadas el Amazonas, donde se concentra el 75 % de la deforestación del país.

El jefe de Estado atribuyó los “estragos contra bosques y naturaleza” a las actividades derivadas de “prácticas como siembra de cultivos ilícitos o minería ilegal que derrama mercurio contaminando fuentes de agua y deteriorando la calidad de vida de los ciudadanos”.

La primera acción de la “Operación Artemisa” se realizó el pasado 15 de abril en el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, considerado el mayor de Colombia, y el resguardo Llanos del Yarí, en la que se recuperaron 120 hectáreas de bosques ocupadas ilegalmente y fueron capturadas 10 personas.

Chiribiquete, ubicado entre los departamentos de Guaviare y Caquetá, en el sur del país, fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco en julio del año pasado. EFE