41 años de gremio de corte y confección

La artesana Ana Lucía Sánchez dio la bienvenida; Eulalia Guashambo leyó el Acta Constitutiva; y, se entregaron las credenciales a la directiva del gremio.

549
Gremio de corte y confección
Directivos gremiales y autoridades presentes en la sesión solemne del gremio Gremacaf, la noche del jueves. ACR

Por el aniversario 41 de vida jurídica del Gremio de Maestras de Corte, Confección y Afines del Azuay (Gremacaf) se cumplió la Sesión Solemne conmemorativa.

Reconocimiento especial para Margarita Arias, por parte de la presidenta del Gremio, Catalina Carpio. ACR
Olga Ramos, artesana, recibe reconocimiento de Gerardo Ortiz, asesor jurídico del gremio. ACR
María Bonilla, artesana, es reconocida por Laura Reino, de la Junta Nacional de Defensa. ACR
Alicia Díaz, artesana, recibe reconocimiento, lo entrega Margarita Arias, del Consejo de Participación. ACR

Previamente, este gremio realizó actividades de capacitación en dos áreas: elaboración de postres y confección de pantalón base. Y hubo el programa social de homenaje a las Madres Símbolo, así como una Eucaristía.

En la sesión solemne, realizada la noche del viernes en el auditorio de la Federación Provincial de Artesanos del Azuay, con un lleno total, la presidenta del Gremio, Catalina Carpio, destacó la importancia de la unidad.

Es clave la unidad para la defensa de nuestros derechos, comentó y destacó que para todo es determinante el apoyo de las autoridades.

Formación

Una de las socias fundadoras de Gremacaf, Piedad Soto, presidenta de la Federación de Artesanos del Azuay, resaltó la trascendencia de este gremio que ha sido cuna de famosas maestras del corte y la confección y una escuela de formación de varias jóvenes que hoy son dueñas de sus propios talleres.
La misma dirigente Soto es artesana de corte y confección y lo enfatizó la noche de la Sesión, ante el aplauso de sus colegas “en este gremio nací, y me siento orgullosa. Hoy veo que la presidenta actual, Catalina, quien fuera mi alumna, hoy es mejor que el maestro, felicitaciones”.
Sin embargo, a Piedad Soto -a nivel general- aún le preocupa lo referente a la Ley de Defensa del Artesano, “no hemos conseguido el 100%, pero la ley está vigente, estamos todavía en mesas de diálogo, y estamos así porque se nos ofreció mucho pero todavía no se ha cumplido ni la mitad”, advirtió.
Las dirigentes gremiales mencionaron que durante un año y medio realizaron una serie de luchas, viajes a Quito, reclamos y más protestas, para lo cual contaron con el apoyo incondicional de personas como Margarita Arias, delegada provincial del Consejo de Participación Ciudadana, así como César Zeas, exdefensor del Pueblo del Azuay; Fernando Vega, entre otros.
Capítulo aparte merecieron los medios de comunicación privados del Austro, pues según Piedad Soto, estos cumplieron su misión de mostrar la realidad, lo que lamentablemente no habría ocurrido con otros medios denominados públicos.
En este contexto, salió al debate una vez más la preocupación de Gremacaf debido a la fuerte, y desleal competencia, que les genera a los pequeños talleres artesanales, la ropa que ingresa de contrabando y fundamentalmente la serie de prendas de vestir de China, Brasil y otros países que se ofertan a costos más económicos que el ecuatoriano.
Exhortan apoyo para los artesanos, no solo a través de controles al ingreso ilegal de ropa, sino con una serie de medidas que incentiven la producción artesanal local. Si bien es cierto, los artesanos facturan cero, pero todo lo que compran es con el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA). (ACR)-(I)