Aplican una clausura definitiva si se expende el licor artesanal

La Intendencia de Policía clausuró una juguería por venta de alcohol sin registro sanitario.

1157
 La autoridad colocó el sello de clausura en una juguería donde se evidenció la venta de licor artesanal.

Según un nuevo acuerdo ministerial, será clausurado de forma definitiva todo local que venda licor sin registro sanitario, así lo explicó Alexandra Valdiviezo, comisaria del cantón Cuenca.

Y es que ayer se organizó un operativo en los alrededores del mercado El Arenal, espacio conocido como Feria Libre.

La Comisaría de Policía en coordinación con efectivos del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) verificaron negocios y en una juguería constaron que se vendía licor sin registro sanitario. En el sitio fue localizada una manguera adaptada para colocar el licor en botellas descartables, las cuales tampoco cumplían las debidas condiciones sanitarias.

El local quedó con los sellos de clausura. Los efectivos del orden decomisaron varios recipientes que contenían alrededor de 30 litros de la bebida.

La autoridad señala que la nueva normativa para la clausura definitiva de un local está vigente desde el 25 de febrero de 2019, la cual establece que en los casos que se encuentre licor artesanal se debe proceder a una clausura definitiva.

La normativa anterior establecía un proceso de clausura que iba por la primera vez, segunda y tercera ocasión (con 8, 15 y 30 días de suspensión del local), hasta que la cuarta clausura era la definitiva.

La Feria Libre es una zona considerada como conflictiva por la venta y consumo de licor artesanal. Varias personas que padecen de alcoholismo desfallecen en las aceras; además son víctimas de los riesgos de las calles. Algunos de los alcohólicos resultan involucrados en hechos de violencia. (KOQ)-(I)

Adictos, víctimas del consumo

En la Feria Libre son frecuentes las muertes de personas que padecen de la adicción al consumo de licor. En las aceras, especialmente a lo largo de la calle Roberto Crespo es común observar a hombres y mujeres bajo los efectos del alcohol.

La venta de licor sin registro sanitario es una de las problemáticas de salud pública; la bebida es expendida por dosis, es decir, desde pequeñas cantidades en botellas desechables hasta considerables recipientes.

Quienes padecen del alcoholismo perduran ebrios en las aceras, duermen tanto el día como la noche a la intemperie.

Las instituciones de control han efectuado operativos en los alrededores del mercado El Arenal y han encontrado licor oculto en ciertos puestos de comerciantes, camuflado entre otra mercadería. (I)