1800 Migrante presume que ecuatorianos han caído en manos de los Zetas

7461

Por Priscila Baculima

Al menos 12 ecuatorianos de las provincias de Riobamba, Azuay, Loja y Cañar están reportados como desaparecidos en la frontera entre México y Estados Unidos desde el pasado 13 de abril. Los migrantes iban junto a Luis Quezada de 23 años y natural de Loja, hallado muerto en el río Bravo el jueves 18 de abril de 2019.

El grupo 1800 Migrante con sede en Nueva York refirió a través de un comunicado que ellosse preparaban para cruzar el Río Bravo la noche del 13 de abril, pero sucedió lo inesperado” (…) Y precisa: “Un pequeño grupo narcoterrorista (sic) de los Zetas se aproximó hacia ellos y en su desesperación la gran mayoría de migrantes, queriendo escapar, se lanzaron al peligroso río que en esta época está crecido por las lluvias”.

La organización criminal conocida como los “Zetas”, de acuerdo a lo señalado por 1800 Migrante, estaría implicada en la desaparición y secuestro de 17 migrantes, entre ellos los 12 ecuatorianos, y de otros países.

Se conoció que los ecuatorianos, quienes como miles de compatriotas a través de la historia viajaron a Estados Unidos en busca de un futuro con más oportunidades, cayeron presuntamente en manos de la organización en tanto trataban de cruzar el Río Bravo desde Nuevo Laredo, México, hasta Texas.

De los inmigrantes que se lanzaron al río, unos 12 desaparecieron y los otros fueron secuestrados por los Zetas. Se ha reportado que un sobreviviente logró cruzar hacia Estados Unidos.

En un comunicado firmado por el vocero William Murillo, 1800 Migrante puntualiza que “la ecuatoriana Miryam Paguay Mejía, de 21 años, soltera y oriunda de la comunidad Guantug del cantón Guamote, provincia del Chimborazo, estuvo en ese grupo de desaparecidos”. Ese dato ha sido facilitado por sus familiares.

Sus allegados indican que la joven no informó a sus progenitores de su viaje a EE.UU., aunque llamó a su padre el día en que iba a cruzar el río.

“Un testigo no quiere entregar mayores detalles, pues piensa que puede traerle problemas, pero dijo que él se salvó porque sabía nadar (…) Miró a varios compatriotas ahogarse y no salir del río”, comentó Andrea Ledesma, asesora legal de la familia Paguay desde Nueva York, según se precisa en el comunicado.

Mientras, este martes 23 de abril de 2019 se reportó el hallazgo de un cadáver en el río Bravo en la frontera entre México y EE.UU. que presuntamente es de Héctor Leonardo González Godoy, oriundo de la parroquia Urdaneta del cantón Saraguro, de Loja. Este es el noveno cadáver rescatado por el Cuerpo de Bomberos de Laredo.

Murillo pide la creación de una comisión especial multinacional entre los gobiernos de Estados Unidos, México y Ecuador y la asistencia de instituciones internacionales y civiles como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Cruz Roja, para esclarecer los hechos y ubicar a las víctimas.

Los directivos de 1800 Migrante.com piden a los familiares que denuncien y hagan pública la desaparición de sus seres queridos. (SPB) (I)

Foto: El diariony.com

Video: Noticiero Enlace 97 Nuevo Laredo