12 migrantes ecuatorianos están desaparecidos en la frontera de México

3270
Familiares de Luis Quezada, de 23 años, de San Lucas, iniciaron los trámites de repatriación del cadáver. Cortesía

Un grupo de al menos 12 ecuatorianos oriundos de las provincias de Azuay, Cañar, Chimborazo y Loja está reportado como desaparecido en la frontera entre México y Estados Unidos (EE.UU).

Entre ellos constan Sara Elizabeth Sagñay, de 43 años; y Miryam Paguay Mejía, de 21. Ambas mujeres son nativas de los cantones de Colta y Guamote de Chimborazo.

También están Angel Tacuri Ayavaca, de 22 años, de la parroquia El Cabo, cantón Paute; y Medardo Toapanta Jiménez, de 23, de la parroquia Cutchil del cantón Sígsig.

Ellos y otros compatriotas más, cuyas identidades aún no han sido confirmadas, viajaban junto con Luis Oswaldo Quezada, de 23 años, de la parroquia San Lucas del cantón Loja.

Quezada fue hallado muerto el último jueves en el río Bravo en Nuevo Laredo, en Tamaulipas, México. Su cadáver fue rescatado por miembros de la Dirección de Protección Civil en el límite con Texas, de EE.UU.

Alberto Lema reside en New York, EE.UU, y es esposo de Sara Sagñay. En entrevista con este Diario explicó que ella emprendió la travesía el 27 de marzo. No dio detalles sobre el viaje.

Lo último que sabe es que llegó a México, pero desde allí perdió comunicación, por lo que decidió reportarla como desaparecida a las autoridades para pedir asistencia para ubicarla.

De acuerdo con sus averiguaciones, en los últimos días han sido recuperados del río Bravo otros cadáveres, pero solo de hombres. Guarda la esperanza de localizar con vida a su cónyuge.

Sandro Ayavaca relató que Angel Tacuri, su primo, partió el 25 de marzo con destino a Quito donde debía reunirse con otros migrantes. Pagó inicialmente 12.000 dólares a un “coyote” y luego al llegar a México canceló otros 4.000.

“Toda la familia de él vive en New York; prácticamente solo yo quedo por aquí, porque no he tenido la posibilidad de irme”, dijo. Recordó que en una última comunicación Tacuri le contó que conoció a Medardo Toapanta, del Sígsig.

“También me dijo que había personas de Cañar y Loja y que casi todos eran jóvenes… Me decía que les trataban bien, que en México les llevaron a comprar ropa y que pudieron comprar cosas para comer”, refirió.

La organización 1800 Migrante tiene una base de datos de unos 120 migrantes perdidos en su mayoría de Gualaceo, Chordeleg, Paute y Sígsig, en Azuay; y de Loja, Cañar, Morona Santiago y Chimborazo.

En marzo de este año 1800 Migrante localizó el cuerpo de Jonathan Sánchez de El Tambo, Cañar. Él llevaba perdido desde diciembre de 2017 en la frontera. Sus restos fueron hallados hace un año y no habían sido reconocidos. (CSM)-(I)

DETALLE

La organización 1800 Migrante difundió ayer un comunicado en que informa sobre la desaparición de 12 ecuatorianos.

Inició investigación

Andrea Ledesma y William Murillo, de la organización 1800 Migrante, iniciaron las averiguaciones sobre lo que ocurrió con los 12 migrantes de Ecuador, reportados como desaparecidos en la frontera de México y Estados Unidos (EE.UU).

Según Ledesma, un grupo de 17 inmigrantes de varias nacionalidades se preparaban para cruzar el río Bravo la noche de último 13 de abril por las inmediaciones del puente Colombia, en Nuevo Laredo, México, hasta Texas.

“Pero sucedió lo inesperado (…) un pequeño grupo narcoterrorista de los Zetas se aproximó y en su desesperación la mayoría de migrantes queriendo escapar se lanzó al río”, informó.

De acuerdo con Ledesma, según la versión del único testigo ecuatoriano que logró cruzar hacia el lado norteamericano, cinco migrantes fueron secuestrados por los Zetas.