La modificación de tarifas de alumbrado público anunciada por el Gobierno genera incertidumbre

2550

El Gobierno anunció este lunes una modificación a las tarifas de alumbrado público, lo que generó incertidumbre entre usuarios que comentaron la medida en redes sociales, por considerar que esta podría incrementar el valor del consumo de la electricidad.

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables informó este lunes de que la tarifa de alumbrado público para 2019 se fijó de acuerdo a 14 rangos de consumo que van desde 0,11 centavos hasta 179,54 dólares.

El pliego tarifario del servicio de alumbrado público para los sectores residenciales, comerciales, industriales, asistencia social, beneficio público y entidades oficiales, entre otros, fue aprobado por la Agencia de Regulación y Control de Electricidad (Arconel).

El pago que representa un valor fijo y que debe ser abonado mensualmente por los usuarios tiene como tarifa mínima 0,11 centavos de dólar por el consumo de hasta un kilovatio por hora al mes (Kwhm) y va hasta los 2,56 dólares por consumo hasta de 300 Kwhm.

El pliego tarifario del año pasado suponía el pago mínimo de 0,22 centavos de dólar por el consumo de hasta un kilovatio por hora al mes y de 2,56 dólares hasta los 300 Kwhm.

Sin embargo, la nueva lista señala que la tarifa subirá de 3,05 dólares del año pasado a 3,77 dólares en 2019 por el consumo de entre 301 a 350 kwhm.

La tarifa de consumo entre 701 a 1.000 Kwhm, que el año pasado se fijó en 8,17 dólares, con la nueva disposición subirá a 21,16 dólares, mientras que la del rango entre 1.501 a 2.500 Kwhm pasará de 24,84 a 79,24 dólares.

Asimismo, el valor por el consumo de entre 2.501 y 3.500 Kwhm pasará de una tarifa de 63,98 dólares en 2018 a 124,11 dólares este año, según la tabla del servicio de alumbrado público en general.

Pero en el último rango de esta lista, para el consumo de 3.500 Kwhm en adelante, la tarifa se reduce de los 425,83 dólares del año pasado a 179,54 dólares en 2019.

Según el Arconel, el 98 por ciento de abonados en diez provincias del país consumen de entre 0 y 700 Kwhm, lo que representa 2,23 millones de usuarios residenciales que reciben los servicios de energía eléctrica y de alumbrado público a través de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL).

El 2 por ciento restante del total de abonados, unos 35.000 usuarios y que presentan consumos superiores a los 700 Kwhm -cinco veces el promedio del sector residencial-, pagarían valores fijos de entre 21,16 y 179,54 dólares cada mes.

El director ejecutivo de Arconel, Byron Betancourt, aseguró que la tarifa no se ha incrementado y que el nuevo pliego es el resultado de un “análisis de tarifas y de cobertura de costos”, por lo cual “por primera vez se ha establecido un pliego tarifario para este servicio, considerando criterios de equidad, eficiencia energética y sostenibilidad”.

Asimismo, añadió que “con ello se busca que quienes más consumen, paguen más por este servicio”.

Hasta 2018, añadió, la tarifa de este servicio era fijada de acuerdo a porcentajes generales establecidos por los gobiernos locales (municipios y prefecturas de las provincias), sin contar con un sustento técnico y económico.

El anuncio del nuevo pliego tarifario generó incertidumbre en las redes sociales, donde usuarios criticaron las nuevas tarifas, al considerar que estas aumentarán el coste del servicio de consumo de electricidad en los hogares.

“Varios usuarios reclaman por ‘excesivo’ cobro en el servicio de alumbrado público en sus planillas”, señalaba el trino de un popular periódico gratuito de Quito, mientras que varios usuarios publicaron las imágenes de sus facturas de consumo eléctrico con el valor incrementado por alumbrado público. EFE