Empieza el debate ¿La Tri Femenina debe ser dirigida por un cuerpo técnico masculino?

433

Que si una selección nacional femenina tiene o no que ser dirigida por un cuerpo técnico masculino, es una de las principales interrogantes que entró a debate en la opinión pública tras la denuncia de un supuesto acto de acoso sexual de parte de algunos integrantes del cuerpo técnico en contra de una de las seleccionadas Sub 20.

En Azuay, la mayoría de los equipos femeninos están dirigidos por un técnico masculino. Deportivo Cuenca Femenino fue dirigido por Kléber Bravo hasta la contratación de Wendy Villón. Eddison Méndez cumplirá su sexto año al frente de Carneras UPS FC que participará en la Superliga Femenina. Lamenta lo sucedido y se solidariza con las partes a la espera que haya una investigación profunda que aclare la situación.

“Es un tema muy complejo. Conversaba con mi cuerpo técnico y les decía que a la final estamos expuestos ante una situación delicada como esta… uno trabaja con menores de edad… Cuando una jugadora se lesiona nosotros tenemos una manera de proceder: se le dice a la jugadora lo que tiene, la que va a hacer el fisioterapista y se llama siempre a una mujer –del cuerpo técnico- para que constate cómo va a ser el chequeo”.

Méndez es partidario que “a un equipo femenino le debe dirigir una mujer” por temas de confianza, entorno y cultura de las jugadoras. Por experiencia, señala que a una jugadora se le hace difícil decir –por ejemplo- a un director técnico varón que no puede entrenar debido a las molestias que tiene por el proceso de menstruación. (BST)-(D)

FEF toma medidas

La Ecuafútbol decidió terminar su vinculación con los integrantes del cuerpo técnico involucrados en la denuncia presentada por la esmeraldeña María Guerrero, en la Fiscalía General del Estado: Luigi Pescarolo, director técnico; Andrés Encalada, asistente técnico, Tomás Lascano, preparador físico, y Héctor Bohórquez, médico.

La Tricolor Femenina fue dirigida por Vanessa Arauz y Wendy Villón antes que asuma el cargo Pescarolo, quien el año pasado logró la medalla de bronce en fútbol femenino dentro de los Juegos Sudamericanos de Cochabamba.

Según la denuncia, el presunto acoso empezó cuando el DT solicitaba a la jugadora que le dijera lo que estaría dispuesta a hacer para integrar la nómina añadiendo comentarios muy sugestivos. Lo acusa también de maltrato físico y verbal.

El preparador físico aparece como cómplice; al médico le acusa de supuestos actos de querer sobrepasarse mientras le hacía el checheo por una lesión y al asistente técnico, por supuestos insultos racistas. Pescarolo desmiente las acusaciones y anticipa una contrademanda por injurias. (BST)-(D)