El cumpleaños de la Madre Tierra

Andrés Martínez Moscoso @andresmartmos

191

A mediados del siglo XX, el senador estadounidense Gaylord Nelson escogió al 22 de abril como fecha para celebrar a la “Madre Tierra”, con el propósito de destinar un día de reflexión sobre la contaminación, la pérdida de la biodiversidad, y otros aspectos que afectan a nuestra única casa.

Si bien es cierto, la comunidad internacional a través de iniciativas como la Cumbre de la Tierra (Conferencias de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y su Desarrollo, 1972, 1992, 2002, 2012), ha puesto especial énfasis en preocuparse por los temas ambientales a través de la discusión y puesta en marcha de iniciativas que reduzcan la contaminación ambiental, así como ha diagnosticado los principales problemas a través e los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015), y a la fecha con la Agenda 2030, ha identificado 17 objetivos para el Desarrollo Sostenible.

Sin embargo, las noticias son poco alentadoras pues existe una crisis del modelo de desarrollo, en las cuales el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la contaminación del aire, los residuos de plásticos en mares y océanos, así como la escasez del agua, ponen en alerta al sistema, y podrían impedir el cumplimiento de la Agenda 2030.

El elemento positivo es que al menos se saben que acciones deben tomarse para cambiar el rumbo frente al insostenible modelo de desarrollo, no obstante, hace falta el compromiso político, de los empresarios y de los ciudadanos para alcanzarlo, pues pese a que en determinados momentos el cambio climático fue tomado como una exageración, ahora la evidencia científica es irrefutable.

Al final del día, las esperanzas recaen en los jóvenes quienes han puesto la señal de alerta a través de manifestaciones alrededor del mundo, ejerciendo en este sentido un liderazgo excepcional la sueca Greta Thumberg (16 años), quien dejó de asistir a clases los viernes para exigir respuestas a los políticos sobre su compromiso con el ambiente, actitud que se ha viralizado alrededor del mundo con las jornadas: “Fridays for Future”.

Si bien es cierto las decisiones son globales, es momento de tomar decisiones individuales y cambiar nuestro estilo de vida por uno más sostenible y responsable como el medioambiente y las futuras generaciones. (O)