Fab Lab promueve cambios en dinámicas de producción

710

En la Casa de la Cultura, Núcleo del Azuay funciona el nuevo proyecto ganador de un concurso realizado por este organismo, que se llama Fab Lab.

Juan Pablo Astudillo que dirige el mismo dijo que el Fab Lab tiene como filosofía cambiar las dinámicas de producción de conocimiento, es decir dejar de ser una sociedad de consumo a una de producción de objetos y de implementos, casi llegar a que una comunidad pueda fabricarse todo lo que esté dentro de sus necesidades, y que ya no requiera ese consumo masivo que viene del mundo globalizado.

El Fab Lab tiene infinitas aplicaciones, no se dedica a un campo específico, ha trabajado con Medicina, Arquitectura, Química, Biología y desde esos ámbitos abarca casi todas las formas del conocimiento, porque justamente busca una transversalidad entre los profesionales que se vinculan al espacio. Es decir generar un conocimiento integral a diferencia de un conocimiento puntual de cada profesional.

Desde ahí se puede producir cualquier objeto, por ejemplo ahora están haciendo una prótesis para un perrito que no tiene una patita, se hizo una prótesis estética de oreja para un niño, se ha trabajado con mandíbulas para cirujanos maxilofaciales, que son para la práctica del médico, previo a la cirugía, para optimizar los tiempos de operación. Son maquetas de prueba, basadas en una tomografía del paciente, explicó.

En Arquitectura tienen el prototipo de una vivienda económica social prefabricada, para hacer piezas de las casa en fabricación digital en madera, que se arman en dos días más o menos. Hicieron una prueba en escala real y se bajó el 40% el costo de la vivienda. Estaba en 350 dólares el metros cuadrados de construcción y ellos sacaron en 180 dólares.

El Fab Lab tiene la filosofía de que todo lo que producen es de recursos abiertos, entonces se podría enviar a cualquier parte del mundo. Se tiene conexión con toda Latinoamérica y también con el MIT (Masachusets Institute Technology).

También están enfocados en el rescate de saberes artesanales, para que facilite ciertos procesos. De ahí la virtud de estar bajo la Galería de Oficios, entonces los artesanos que han expuesto allí están interesados para trabajar en moldes para joyería, en herramientas para el trabajo de los artesanos que bajarían costos. Ya tienen una propuesta del joyero Julio Machado, para el desarrollo de moldes para joyas y esculturas.

Cómo nació el proyecto

Omar Guncay, que es parte de Fab Lab contó que ganaron un concurso a finales de noviembre de 2018, para instalar un laboratorio de fabricación digital, que tenía como idea apoyar y mejorar los procesos de los diseñadores y artesanos en Cuenca.

La propuesta se unió entre una sociedad de la oficina Táctico Taller de Arquitectura y Bacteria Lab, que es un laboratorio de fabricación digital de Quito. El Fab Lab funciona como una red a nivel mundial y distintos países se unen a la misma y trabajan en línea, explicó.

El Fab Lab se caracteriza por la tecnología e innovación y en ello está la inclusión de maquinaria tecnológica, como la impresión 3D, cortadoras láser y fresadoras.

Una impresora 3D hace la impresión de un molde en tercera dimensión, diseñado desde la computadora. La máquina genera el producto físico.

El proyecto está empezando, porque quieren generar un espacio de trabajo colaborativo, donde se vinculen diferentes profesionales, estudiantes, jóvenes que vengan con ideas y que se les pueda dar acompañamiento y mejorar el uso de la maquinaria de Fab Lab. (COR) (I)

Detalle

Fab Lab está ubicado en la planta baja de la Galería de Oficios de la Casa de la Cultura, en la Luis Cordero y Presidente Córdova. Los interesados pueden vincularse a este proyecto mediante membresías.