Espera por Vivienda de Interés Público (VIP)

La tasa de interés es la principal inquietud que tienen las personas antes de acceder a un préstamo para vivienda y va del 6 al 10%, según los casos.

3078
En El Tejar existe este edificio que, según el IESS, también tendrá opción para las viviendas de interés publico. Archivo

Actualmente, el mercado financiero ecuatoriano muestra algunas opciones para quien busca tener casa propia. Cada persona debe analizar sus ingresos y egresos, y en base a ello tomar una decisión.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), a través de su banco Biess, en Cuenca bajo la gerencia de Lorena Peñafiel, tiene la obligación de acoger a los asegurados de: Azuay, Cañar, Loja, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

Con un préstamo hipotecario del Biess, la persona puede acceder entre nueve opciones: vivienda propia, terreno, local comercial, oficina, consultorio, construcción de una casa o departamento; y, ampliación o remodelación del que ya tiene.

Cabe mencionar que, los asegurados pueden llevar al Biess su préstamo hipotecario de otros bancos y adaptarlo a las condiciones del Seguro Social.

Desembolsos

La precalificación es automática y en línea; el tiempo aproximado desde que el asegurado entrega todos los documentos hasta que el Biess le haga el desembolso son 35 días.

Aplican los afiliados en relación de dependencia, los afiliados voluntarios y los jubilados.
Pero cabe precisar, el afiliado debe tener 36 aportaciones en total, las 12 últimas deben ser consecutivas, aunque no es necesario si es de diferentes empleadores, mientras exista continuidad en dicho periodo.

No debe tener dividendos pendientes de pago con el IESS o Biess; estar dentro del límite de edad requerido, hasta 75 años; y, aprobar la calificación crediticia del Biess.
Referente a las condiciones de financiamiento, cuando es el 100% del valor del avalúo de la vivienda, será hasta 100 mil dólares, sin entrada.

Si el valor del avalúo es definido entre 100 mil y 125 mil dólares, el financiamiento podrá cubrir hasta 100 mil dólares. Y si la casa sobrepasa los 125 mil dólares, se financia el 80% del valor del avalúo. El monto máximo de financiamiento serán 200 mil dólares.

Expectativa

Mientras tanto, en los próximos días -aún no se define la fecha exacta- el IESS hará el lanzamiento oficial del proyecto Inmobiess, plataforma que difundirá proyectos inmobiliarios, entre los que consta el referente al préstamo cuyo monto se ampliará de 70 mil a 89.997,48 dólares para adquirir Viviendas de Interés Público (VIP).

Para aplicar este nuevo monto, el Biess se basa en la Resolución Nro. 502-2019-F de la Junta Política y Regulación Monetaria y Financiera, del 1 de marzo de 2019, para lo cual realiza las gestiones respectivas.

Y una vez que culmine este proceso, el IESS promocionará este proyecto a nivel nacional y se informará de modo oficial si la tasa de interés para las VIP es la preferencial del 6% o menos, por ahora aún no hay nada oficial.

En cuanto a la capacidad de endeudamiento, el afiliado puede comprometer hasta el 40% de sus ingresos netos -declarados al IESS y al Servicio de Rentas Internas (SRI)- una vez deducidas las deudas reportada por el Buró de Crédito.

Y si el asegurado tiene ingresos adicionales, reportados al SRI, puede considerarlos para aumentar su capacidad de endeudamiento para el préstamo hipotecario.

Y las personas jubiladas podrán comprometer hasta el 40% de su pensión.

En resumidas, Inmobiess será una plataforma web, creada por el IESS y el Biess, como un espacio de promoción de los proyectos inmobiliarios en los que participa este Banco y que se encuentran listos para su comercialización.

Adicionalmente a los objetivos de difusión de la oferta inmobiliaria de Inmobiess, con esta herramienta el Biess aspira incrementar la colocación de préstamos hipotecarios, mejorar el rendimiento de los fondos previsionales de la Seguridad Social y asegurar el retorno de las inversiones, informa Carlos Orellana, director provincial del IESS. (ACR)-(I)

Fuente: Biess

Mutualistas y cooperativas

* En el caso de la Mutualista Azuay plantea “Casa nueva 100%” para comprar casa propia por un monto de hasta 160 mil dólares, hasta 20 años plazo, el financiamiento hasta el 100% del avalúo y una tasa del 9, 78%.

La Mutualista, gerenciada en Cuenca por Fernando González, asegura que la precalificación es rápida, no necesita ser cliente, no se le aplican retenciones ni encajes, y sin costos administrativos o impuestos municipales.

La persona interesada solo debe cumplir cuatro requisitos: solicitud de crédito, un certificado de ingresos (en caso de relación de dependencia), RUC o RISE, pago de IVA, declaración de impuesto a la renta de los últimos tres años, copias de facturas o certificado de proveedores.

Una copia de respaldo de bienes declarados (escrituras, matrícula, etcétera); y, copia a colores de la cédula de ciudadanía y del certificado de votación del solicitante y su cónyuge.

Obviamente, además, presentará los documentos referentes al bien a hipotecar (copia certificada de la escritura del inmueble, certificado del Registro de la Propiedad con historial de dominio, etcétera).
La Mutualista Azuay hace una precisión: este plan no aplica para créditos a migrantes.

* Cooperativas como la JEP, en cambio, ofrecen financiamiento hasta 150 mil dólares a 20 años plazo, con una tasa nominal del 10,50%, con 0% de entrada.

Tienen el plan “crediMIVIVIENDA”, un producto dirigido a sus socios que tienen un ingreso estable, pero que no han podido ahorrar para tener el 30% de entrada para su casa propia.

Entre los requisitos que pide esta cooperativa constan: ser socio, cédula, roles de pago, certificados de trabajo, declaraciones de impuestos, facturas de compra-venta, documentos que justifiquen patrimonio, pago al predio del bien a hipotecar, copia de escrituras del bien a hipotecar y certificado de ventas de gravámenes del Registro de la Propiedad del bien a hipotecar.

* La banca privada también ofrece diversas opciones. (I)


Expectativa inmobiliaria

El crédito de interés público es un gran apoyo del gobierno para dinamizar la economía del país, en el sector de la construcción, que se resume en un incentivo para los constructores, quienes generan empleo, y para el ciudadano que accederá a vivienda de manera más fácil, no solo por la tasa preferencial que recibe de la entidad bancaria, sino el monto de la cuota, señala Adrián Rodríguez, presidente de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces (ACBIR) del Azuay.

A su criterio, con el monto máximo de 70 mil dólares se podía acceder a opciones de vivienda en áreas periféricas como: Misicata, Ricaurte, El Valle, Racar, Ucubamba…zonas que no estaban equipadas por completo para brindar servicios de transporte, vialidad, etcétera. Con el incremento a 89 mil dólares “encontraremos inmuebles mejor ubicados”.

Opina que una familia con ingresos entre 1.200 y 1.500 dólares mensuales podrá, entonces, acceder a su casa propia, que con otro tipo de crédito no calificaría.

Este incremento del monto, dice, permitirá aumentar la oferta de vivienda y fomentará un trabajo conjunto entre banca, gobierno y empresa privada.

Sin embargo, respecto a las Viviendas de Interés Social (VIS) y Viviendas de Interés Público (VIP), Rodríguez advierte “no deben ser sinónimo de mala calidad”. (I)