Aniversario de “El Observador”

Alberto Ordóñez Ortiz

327

En su última novela -Número Cero-, el gran Umberto Eco al referirse al periodismo que está al servicio de intereses reñidos con la verdad, tuvo el descomunal acierto de decir que: “En ciertos casos no son las noticias las que hacen al periódico, sino el periódico el que hace las noticias”. Es así como con una frase rotunda y desmitificadora puso en evidencia que hay ciertos medios que alteran perversamente la información con el malsano propósito de lograr que la gente piense como ellos. No de otra manera se explica que ciertos medios del correato, aparecieran, en su momento, como adalides de la lucha contra corrupción y los mayores defensores de la democracia.
De allí que cuando un medio de comunicación hace que la información sea veraz, oportuna, contrastada y sin cortapisas, logra con esa irreprochable conducta que el lector acceda a una información en la que él es el único con capacidad para decidir libremente en quien o en qué creer, y permite así que el periodismo recupere el rol libertario y estelar que le corresponde.
Con fiel observancia de esa ejemplar conducta, la Revista “El Observador” acaba de cumplir sus primeros 21 años de límpida presencia y circulación. El singular acontecimiento periodístico pone de relieve la recia fortaleza moral de su editor y exhibe por todo lo alto su soberanía intelectual y la de sus talentosos colaboradores.
Es, entonces, imperativo categórico rendirle el homenaje que se merece por mantener una conciencia crítica que nunca admitió intromisión alguna. Los editoriales del Licenciado Jaime Cedillo, su merítisimo Director constituyen piezas antológicas en que la sobriedad estilística y su irreductible coraje y veracidad le han permitido desnudar la realidad local, nacional e internacional. Nos unimos al jubiloso festejo con un salud y un adelante. (O)