Sin mayor variación, precios de ingredientes para fanesca 2019

De Perú proviene un buen segmento de la lisa que se oferta en el mercado mayorista

772
En el puesto de Frison Gutiérrez (izq.) su personal oferta ya el bacalao ecuatoriano desde cinco dólares la libra. ACR

El costo de la libra de bacalao y de lisa para preparar el tradicional plato de fanesca no ha variado este año en comparación a 2018 en algunos puestos del mercado mayorista El Arenal.

Anita Gutiérrez comercia cada tajada de zapallo a un dólar. ACR
María Morocho, en su puesto, despacha la libra de lisa a dos dólares. ACR

Es el caso de la comerciante María Morocho, de 60 años de edad, quien adquirió la lisa proveniente de Perú al mismo precio que el año anterior, por eso en su puesto vende una libra de este pescado a dos dólares; igual que el bacalao peruano a 3,50 dólares cada libra.

Dolores Maza, ama de casa, cargando a su hijo en la espalda, ayer miércoles de Feria ya fue a comprar todos los ingredientes para la fanesca porque tenía temor que hoy “se amontone la gente y tal vez los precios suban”.

Sin embargo, a pocos pasos de esta comerciante, en otro puesto, la libra de bacalao estaba a 4,50 dólares, según la vendedora que lo ofertaba, porque es “solo carne”.

En la parte posterior del mercado, donde se promocionan los mariscos, junto a ellos, está el stand de Frison Gutiérrez, quien trae el pescado de la costa ecuatoriana, de zonas como Posorja (Guayaquil) y otros.

La libra de bacalao comercia a cinco dólares, de corvina a cinco dólares y lisa a tres dólares.
La lisa es de tamaño grande, mediano y pequeño: la grande a 3,50 dólares y, tras el regateo, a 2,50 dólares; la mediana a 1,50 dólares; y, la pequeña a un dólar. Estos dos últimos tamaños no admiten rebajas.

Los granos tampoco experimentan mayores modificaciones de precio durante este año; al menos, en los puestos consultados por este Diario.

Sea de las personas que caminan con pequeños baldes llenos de fundas de granos, cada uno a un dólar; o en los puestos permanentes, el costo no varía mucho, lo que sí es diferente, es el tamaño de las fundas. Pero “el dolarito” de habas, arvejas, porotos, choclos…es muy común.

El zapallo, o a veces conocido como calabaza, en diferentes tamaños también cuesta un dólar, pero la tajada. El corte de este vegetal va de uno a 1,50 dólares, de acuerdo al puesto. Igualmente el sambo se oferta a un dólar. Estos productos son de Girón y de algunos otros sitios del norte del país, informa Ana Fernández, comerciante.

Quien sí tenía rostro de preocupación, este miércoles en El Arenal, fue Martha Ramón, comerciante de cebolla colorada y tomate riñón; tuvo que comprar la cebolla de Santa Isabel a 42 dólares el quintal y el quintal de tomate de Paute a 16 dólares.

Se vio obligada, según dijo, a su vez, a vender cada libra de cebolla a 50 centavos, para obtener algo de utilidad. Los grandes distribuidores le explicaron que está más cara la cebolla porque ya no está entrando la peruana.

Tanto pescado como granos de El Arenal fueron comprados, a tempranas horas de este miércoles, por algunos comerciantes de pequeños mercados, de restaurantes y tiendas. (ACR)-(I)