Otto Sonnenholzner: “Hay mucho por hacer tras el terremoto de 2016”

El vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, aseguró este martes, tercer aniversario del terremoto que devastó las provincias de Manabí y Esmeraldas, que se ha avanzado en las obras de reconstrucción pero reconoció que aún "hay mucho por hacer".

591
Foto: Cortesía

De visita en la ciudad de Manta (oeste) para verificar el cumplimiento de obras y de los compromisos presidenciales, Otto Sonnenholzner comentó que “lamentablemente hay algunas obras que han tenido dificultades”.

Entre ellas, mencionó la reconstrucción del aeropuerto de la ciudad de Manta, dañado por el terremoto de 7,8 grados del 16 de abril de 2016, que se sintió en gran parte del país pero que golpeó con mayor fuerza las provincias costeras.

Según el dignatario político, Manta contará con un aeropuerto internacional en mayo de 2020.

El Gobierno ecuatoriano celebró hoy una reunión ampliada del gabinete en Manabí, encabezada por Sonnenholzner porque el presidente, Lenín Moreno, se encuentra en Estados Unidos.

El Gobierno de Moreno prevé una inversión total de alrededor de 3.000 millones de dólares hasta terminar las labores de reconstrucción del terremoto, que dejó más de 670 muertos y miles de heridos, además de vastos daños materiales.

Según la Secretaría del Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva, a marzo pasado habían finalizado un total de 621 intervenciones en los ejes de emergencia, reconstrucción y reactivación productiva, a un coste de más de 1.351 millones de dólares.

Entre las principales obras, restauración de los sistemas de agua potable, salud, regeneración urbana, electrificación, reconstrucción de vías y de establecimientos educativos.

Junto a ello, en estos momentos están en ejecución cerca de un centenar de intervenciones por otros 959 millones de dólares.

El vicepresidente subrayó que Ecuador debe “acelerar el cumplimiento de los plazos en los proyectos estimados”, porque “todavía hay mucho por hacer” y “lo importante es que lo hagamos pronto y lo hagamos bien”.

Y recalcó: “Hemos reconstruido hospitales, o entregado hospitales nuevos, centros para pesca artesanal, se ha reconstruido el puerto de Manta, se ha hecho mucho”.

En cuanto a los daños ocasionados a viviendas, muchas de ellas de ciudadanos de escasos recursos, Sonnenholzner reveló que se han entregado más de 35.000 unidades, la mayoría para personas damnificadas.

Con ello han podido abandonar los campamentos que se instalaron por esas provincias tras el terremoto. EFE