En Gapal exigen obras integrales

Varias irregularidades aqueja a los habitantes del barrio San Antonio de Gapal.

909
El puente de Gapal presenta deterioro en el muro y piso de la estructura

Miembros de la directiva de la Urbanización Quinta Bolívar, perteneciente al barrio San Antonio de Gapal se concentraron este fin de semana en la estación ferroviaria, para plantear una vez más los problemas que se mantienen por años.

Los moradores analizaron tres puntos claves que generan problemas en su vivir diario. Clara Siguenza, moradora del barrio, indicó que desde hace 10 años que habita en la Urbanización ha presentado los debidos reclamados en las instituciones públicas para exigir obras y mantenimiento en la zona. Sin embargo por algunas ocasiones han tenido reuniones con las autoridades de turno por acontecimientos de inseguridad.

Puente
Según Siguenza, el puente de Gapal no brinda la seguridad adecuada para el peatón y vehículos, ya que su estructura estaría deteriorada ante la falta de mantenimiento. “Es visible los huecos en el muro y los fierros descubiertos. A más de eso, el puente tiene una imagen de abandono y con una pintura de hace años de un partido político. Hemos pedido varias veces que arreglen pero hasta ahora nada”, mencionó mientras señalaba los agujeros en el muro y piso del puente.

El temor que manifiestan sus habitantes es que el puente caiga o se ponga inestable ante alguno de los sismos que se registran últimamente. “Solo caminar por ahí da temor porque el puente es viejo y se ve sin dificultad como el cemento está roto y los huecos en el piso es un riesgo para cualquiera”, comentó Pablo Estrella, estudiante y morador de la zona.

Estación Ferroviaria
Otro espacio que buscan mejorar es la estación del tren de Gapal, “Miguel Ángel Estrella”, la misma que hace un año la Municipalidad de Cuenca durante una reunión con la empresa Ferrocarriles del Ecuador-EP anunció que sería regenerada al convertirla en un parque cultural, tomando en cuenta un proyecto del ciudadano Javier Toral, quien presentó su propuesta y fue aprobado por la Comisión de Áreas Históricas y Patrimoniales.

“Aún desconocemos cómo avance el proceso, si es que se hará o no, pero nos urge que a más de colocar un letrero que dice “Barrio Seguro” realmente este espacio brinde seguridad para todos los que caminamos por el lugar. Lamentablemente gente que no es del barrio llega para delinquir e ingresan en esos cuartos abandonados y destruidos para beber”, comentó Fernando Urgilés, integrante de la directiva.

Canal de agua
Por último, manifestaron que cada que llueve, las calles son ríos con piedras y lodo, imposibilitando movilizarse a pie, en especial a los niños de la escuela Fe y Alegrìa. “El canal de riego que baja desde la autopista tiene poca capacidad para acoger el agua, y eso causa que se tapone y se desborde. Técnicos de ETAPA han limpiado pero se requiere un trabajo completo de la estructura”, acotó Siguenza.
Manuel Astudillo, presidente de la Urbanización Quinta Bolívar, indicó que en el barrio habitan más de 200 familias, quienes esperan mayor atención de las nuevas autoridades ya que hasta la actualidad no han tenido respuestas concretas. “Confiamos que con la nueva administración nos den oídos y empezar de nuevo con la andanza”, señaló.

Respuestas
Las respuestas dadas por los departamentos municipales; Dirección de Obras Públicas y Áreas Históricas y Patrimoniales, fue que inspeccionarán a detalle los espacios mencionados que causan problemas a los habitantes del sector, con la finalidad de proponer la solución más conveniente y en el menor tiempo posible. (OEM)-(I)