Adultos mayores se reactivan con el arte

873
Juan Gustavo Maxi Campoverde exhibe uno de sus cuadros

La jubilación es temida por algunos, pero sacada provecho por otros. Es así que Juan Gustavo Maxi de 69 años, se identifica con la segunda frase por lo que siente renacer cada que está en contacto con la pintura y da vida a sus cuadros.

Al culminar su tiempo laboral en una empresa, Maxi comenzó a deprimirse cada día y por más atención que tenía en casa no era suficiente para sentirse vivo. “Es difícil pasar a una etapa donde se creé que por la edad ya debe quedarse en casa, pero decidí romper eso y volver a la actividad con una de las cosas que me apasionan, la pintura”.

Juan se sumó al Centro de Atención del Adulto Mayor del IESS, y fue ahí donde aprendió a pintar con técnica y bajo la enseñanza de estudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca. “Ahora me siento activo y siento que aporto al arte con mis dibujos pintados con plumilla, con acrílicos, lápiz de sombra de maquillaje, acuarelas y todo lo que de belleza”, señaló.

Exposición
Al igual que Juan, otros abuelitos también decidieron dejar la silla en el balcón por una cámara fotográfica y pinturas. Es por ello, que con el apoyo de la Facultad de Artes mediante un proyecto de vinculación, todas las obras de pintura y fotografía de los integrantes del Centro de Atención del Adulto Mayor son expuestas para el público en el Centro del Alfarero del barrio Convención del 45.
Sonia Pacheco, coordinadora del proyecto, manifestó que con este trabajo existe la unión de dos generaciones para desarrollar competencias de inclusión. “Con el arte se conoce la mirada que tiene el adulto mayor a la vida y según sus interpretaciones el significado de sus obras, es amor a la vida”. (OEM)