Pedro Palacios: “Más que perdedores hubo triunfadores” (entrevista)

3335
Pedro Renán Palacios Ullauri, electo nuevo alcalde de Cuenca en las elecciones del último 24 de marzo.

Texto: Cristian Sánchez

Fotos: Luis Cobos 

Pedro Renán Palacios Ullauri, nuevo alcalde de Cuenca, tiene 43 años y es ingeniero industrial y máster Practitioner en Programación Neurolinguística con Cerebro Triádico.

Tiene un diplomado en finanzas corporativas por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) y otro diplomado en coaching empresarial en la Universidad Pacífico en Perú.

Estudió en el Programa de Formación Gerencial Integral en INCAE Business School y es máster en Comercio Internacional por IEB adscrito a la Universidad Complutense de Madrid.

Asimismo es máster en Administración de Empresas, Especialidad en Industria y Tecnología por INCAE y fundador del movimiento político Nueva Generación que está a la espera del registro en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Fue gerente financiero en Utilesa Cía; asesor corporativo en Andicouadi, gerente general en Electroandina; gerente de proyectos del Grupo Consenso (Indurama-Marcimex).

Fue gerente general en Cerámica Andina y de HEMACO Cía, y jefe nacional de créditos y cobranzas del Grupo Cartopel, entre otros cargos.

– Usted no aparecía en las encuestas como favorito, ¿cómo hizo para convertirse en outsider y ganar la Alcaldía de Cuenca?

Ciertamente digamos que para muchas personas esto pudo haber sido una sorpresa. No quiero pecar de vanidoso para nada (…) Lo que sí es cierto es que es la cosecha de una siembra que durante dos años la hemos trabajado constantemente, pero no para publicitarnos sino para entender la realidad de los cuencanos, sus necesidades, preocupaciones, aspiraciones. Ciertamente podría pensarse que también existe un cansancio y hartazgo de un modelo de gestión que puede ahora ser un poco diferente, dinámico, evolucionado. Tengo que decirles con mucha frontalidad que muchas personas más bien llegaron a sufragar con una esperanza de querer ese cambio, esa transformación.

– ¿Cómo hizo para que su propuesta llegara a la población?

He tenido una cantidad de muestras de afecto, de cariño y aprecio de los ciudadanos que  nos permitió en su momento soñar de que esto sí podía ser posible. Gracias a los medios de comunicación que nos dieron los diferentes espacios para poder plantear nuestras propuestas de campaña, nuestros planes, proyectos. Esto permitió que justamente se vaya replicando este mensaje. También hemos subido las entrevistas a nuestras páginas y redes sociales (…) Todo ha sido una conjunción de actividades.

¿Cómo hizo para alcanzar el 28% del electorado y superar otras campañas con mayores recursos económicos con un presupuesto mucho menor en relación al de otros candidatos?

Nosotros definimos tres actividades: la una era procurar tener los espacios en los medios de comunicación la mayor cantidad posible y con la mayor frecuencia posible. Se nos abrieron muchas puertas y allí es donde empezamos ese mensaje de la propuesta. Luego recogimos todos esos mensajes, más el trabajo realizado durante tanto tiempo a nivel de los videos y redes sociales y el trabajo diario de salir, de conectarnos personalmente, de mirarnos a los ojos. Si algo ha caracterizado estas elecciones es el poder conectarse con el ser humano. Mucho se ha dado que estas campañas con una cantidad importante de dinero, que yo les llamo empresas electorales, lo que hacen es de alguna forma comprar el voto. Va a sonar duro lo que digo, pero esa es la realidad.

– ¿Cómo asume el reto de dirigir una ciudad?

Con sencillez, con cordura, con la responsabilidad que esto merece, porque estamos claros, una golondrina no hace verano. Puede ser Palacios, puede ser cualquier otra persona, pero sino se involucran los ciudadanos en este proceso para justamente mejorar su calidad de vida, al final del día todas las buenas intenciones, ideas, ganas, profesionalismo, ética, los principios y valores no van a servir de nada.

– ¿Qué opina de las encuestas? Hemos visto que fallan considerablemente…

Soy un hombre de números, creo en las estadísticas. El tema de las encuestas no está en creer o no, sino en la aplicación de la encuesta. Cuando la aplicación de la encuesta no se hace de una forma técnica o cuando obedece a presiones o a financistas, lo que fuese, ya deja de ser técnica para ser totalmente subjetiva. Parece ser que la aplicación que se hace no es la correcta y ese es un llamado de atención.

– En el Concejo Cantonal usted no va a tener mayoría de entrada pues hay varias fuerzas políticas. ¿Cómo hará para lograr consensos y tener gobernabilidad?

Le soy franco, yo creo que eso es otro mito que nos implantaron en un momento. Fuimos elegidos porque el favor ciudadano nos ha puesto como autoridades para darle soluciones, no para obedecer intereses particulares, peor aún intereses partidistas, políticos y de caudillismo. Si es que eso se llegase a dar, nosotros pondremos de manifiesto quienes son las personas que están haciendo que prime su interés particular (…) Así de sencillo y claro, y existe un mecanismo que se llama revocatoria de mandato…

– En campaña dijo que para escoger a sus colaboradores hará un proceso de selección. ¿Cómo lo hará?

Estamos convencidos de que necesitamos mujeres y hombres que cumplan tres aspectos fundamentales: experiencia, formación y algo que no deberíamos hablar pero toca en estos tiempos: ética, principios, valores. Hemos hablado de ojalá poder tener una terna o más, para que la administración de ellos pueda escoger. Esas personas tendrán que cumplir objetivos y metas como todo en la vida, y si no lo logran hacer tendrán que dar un paso al costado.