Cinco fuerzas integran el Concejo Cantonal de Cuenca

13358

Cristian Sánchez

El alcalde electo Pedro Palacios tendrá solo dos copartidarios en el Concejo Cantonal. Le tocará lidiar con grupos heterogéneos.

Tras las elecciones de este domingo 24 de marzo comienza a configurarse la nueva mesa de ediles y en efecto la elección del nuevo Vicealcalde.

El Concejo estará integrado por cuatro representantes de Igualdad-Creo; cuatro de Renace; dos de Participa; dos de Azuay el Futuro que Soñamos, que auspició a Palacios, y tres del correísmo.

Cinco grupos políticos entre movimientos y alianzas tendrán presencia en el nuevo Concejo Cantonal de Cuenca que se posesionará en mayo y que estará hasta 2023.

Con los resultados oficiales de la Delegación del Consejo Nacional Electoral (CNE) en la provincia del Azuay, el cuerpo edilicio ha quedado conformado de la siguiente manera:  la alianza Igualdad-Creo tiene cuatro concejales, al igual que el movimiento Renace de Jefferson Pérez.

La alianza Juntos por el Futuro, de los movimientos Juntos Podemos y Participa de Paúl Carrasco, excandidato a la Alcaldía de Cuenca, tendrá dos concejales.

Dos ediles también tiene la alianza Azuay el Futuro que Soñamos de los movimientos Ecuatoriano Unido y Democracia Sí, la tienda política de Pedro Palacios.

El movimiento Fuerza Compromiso Social, que tiene a Rafael Correa como su máximo representante, alcanzó tres espacios.

Marcelo Méndez de la iniciativa Voto Responsable en Azuay estima que la variedad de banderas políticas en el Concejo “puede resultar positivo”.

Pero también advirtió que en caso de no llegar a consensos esta diversidad puede generar problemas al nuevo Alcalde, “porque para una buena gestión se tiene que garantizar gobernabilidad”.

Para Méndez los tres concejales que resultaron reelectos, Paola Flores, Xavier Barrera y Cristian Zamora, tienen una responsabilidad mayor que el resto, pues “deben demostrar que valió la experiencia adquirida en cuatro años”.

A su criterio hay que esperar los resultados oficiales del CNE para que quede oficializado el nuevo Concejo. Él cree que aún puede haber variaciones especialmente en la ubicación de los escaños.

Marcelo Miranda, quien fue parte de una veeduría para este último proceso eleccionario, aseguró que es necesario proponer una reforma a la Ley Orgánica Electoral y Organizaciones Políticas.

“Si bien dicen que el método d’Hondt en algo garantiza la participación de las minorías, creo que algo se puede hacer para ir más allá y garantizar más participación de los grupos minoritario”.

Mirela Solano, activista por los derechos de las mujeres, sostiene que ha habido un retroceso en cuanto a equidad, dado que el Concejo anterior tenía mayoría femenina, mientras que en el actual por ahora solo hay dos candidatas.

“Claro que se respeta la decisión popular en las urnas, pero es preciso decir que aún no hemos alcanzado una verdadera equidad entre hombres y mujeres (…) El trabajo en este campo tiene que continuar”.