“Cómo quedará coctel tributario 2019”

Incrementar ingresos implica acuerdos en la Asamblea Nacional...y ahí encontramos un primer limitante, señala el analista

1121
Alberto Acosta, analista económico, cree que un limitante del Régimen será “negociar” con la Asamblea. ACR

Analista teme que Gobierno “busque” que ciudadanos sigan pagando

Entrevista

El escenario actual es de una economía en lento crecimiento, en donde es costoso producir y competir

Invitado por la empresa Ecuasistencia, filial en Ecuador de Mapfre, Alberto Acosta Burneo ayer ofreció una conferencia en Cuenca. En diálogo con este Diario se refirió a los desafíos del Ecuador.

¿Economista, actualmente hay una buena perspectiva de la economía ecuatoriana?

Primero, es positivo haber llegado a un Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) porque el Ecuador ya tiene que empezar a corregir los desequilibrios acumulados durante la década anterior; y este Acuerdo garantiza que se tomen esos correctivos, tenemos ya demasiados años desde el 2013 que el Ecuador vive un agresivo endeudamiento, algo que no es sostenible.

¿La condición del FMI es que se corrija?

El financiamiento que otorga el Fondo, junto con los multilaterales, tiene una condición, que se comiencen a corregir los desequilibrios para que la economía vuelva a una senda de crecimiento sostenible. El Acuerdo es positivo, es necesario, pero no es suficiente para garantizar crecimiento acelerado, el gobierno tiene que hacer todo un trabajo adicional, pues este Acuerdo no es un plan de gobierno, ni sustituye un plan; requiere además que se trabajen los problemas de fondo de la economía ecuatoriana y sobre todo en la competitividad, que es el mayor desafío que hoy tiene el Ecuador.

¿Es necesaria una reforma y que, por ejemplo, se elimine el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD)?

Definitivamente hay impuestos que recargan excesivamente a la producción. Pero hay que estar claros, la reforma tributaria a la que se ha comprometido el Gobierno no tiene por objeto reducir impuestos sino aumentarlos, hay un desequilibrio fiscal importante y el compromiso del régimen es incrementar ingresos y, por otro lado, reducir gastos; creo que en las circunstancias actuales no es oportuno incremento de impuestos y el Gobierno debería trabajar este proceso de ajuste reduciendo gastos, lamentablemente no es eso a lo que se ha comprometido y, entonces, va a buscar que los ciudadanos sigamos pagando.

¿Usted conoce la Carta de Intención del FMI?

No, la Carta de Intención no ha sido pública, pero tenemos información de declaraciones oficiales, comunicados del FMI, reuniones con representantes del Fondo y otro grupo de economistas en el Ecuador, y dentro de los objetivos hay un capítulo específico del tema fiscal, en el cual se busca un incremento de ingresos. El gobierno estima una meta de aquí a 2021: incrementar al menos en 1.500 millones de dólares las recaudaciones tributarias, esa es la reforma que se debe hacer este año.

¿Cómo lograrlo?

El Gobierno dice que lo va a hacer vía reducción de exenciones y deducción de impuestos; actualmente las personas naturales y las empresas pueden deducir ciertos gastos del pago de Impuesto a la Renta, por ejemplo. El gobierno lo que buscaría es limitar cuánto se puede deducir y, al final del día, esto significa más pago de impuestos.
Otro mecanismo que quieren usar es la formalización de más negocios, para que más personas terminen pagando impuestos, eso es en cuanto a más ingresos y eso es lo que se va a discutir en la Asamblea Nacional este año.
Hay que estar claros, la Carta de Intención no establece metas específicas, lo que establece es hacia dónde llegar, pone metas en cuanto a reducir el déficit vía incremento de ingresos.
Pero se ha especulado mucho, por ejemplo, del supuesto incremento del IVA, eso no establece la Carta, esta solo dice más ingresos, queda a decisión del Gobierno el lograr esas metas.

¿Será fácil incrementar ingresos?

Hay que recordar que incrementar ingresos implica acuerdos en la Asamblea Nacional, todo tiene que pasar por ahí y ahí hay un primer limitante, será de ver qué grupos y partidos están dispuestos a utilizar y gastar su capital político por incrementar impuestos a la población, yo creo que ahí el Gobierno encontrará dificultades y probablemente lo que tenga que hacer es negociar.
Es lo que está diciendo el ministro Campana “les reduzco el ISD a cambio de que me permitan aprobar el incremento de impuestos en ciertos rubros”; entonces creo que vamos a ver un proceso de negociación, y al final del día no podemos saber cómo va a quedar ese coctel tributario que tiene que aprobar el gobierno este 2019. (ACR)-(I)

DATO

Alberto Acosta Burneo, guayaquileño, Master en Economía, becario Fulbright, graduado por la Universidad de Nueva York, y MBA. Es editor de la publicación económica política Análisis Semanal.