Estreno mundial de obra de Eugène Ysaÿe

632
Músicos y solistas en los ensayos que permiten conocer la obra el compositor belga. PSR.

Hay aerolíneas de servicio nacionales que no entienden o no es parte de su política atender las necesidades de un músico, sobre todo cuando se trata de portar un instrumento musical en la cabina, pagando el pasaje, como si fuera una persona.
Esta vez le tocó a Roberto Trainini vivir la peripecia con su violonchelo, del año 1690, que llegó a Cuenca por acción de una compañía nacional que entendió las exigencias para con su herramienta de trabajo. “Un instrumento de esta naturaleza no puede viajar en el equipaje, corre el riesgo de fracturarse”, dice el director de la Orquesta Sinfónica de Cuenca, Michael Meissner.
Y es que el violonchelo es fundamental para el estreno mundial que se hará en Cuenca, de dos grandes obras musicales: “Meditación op. 16” y “Serenata en La Mayor op. 22 para Violoncello y Orquesta”, del compositor impresionista belga Eugène Ysaÿe, para lo que se cuenta con la participación de dos reconocidos maestros: Alina Komissarova, en el violín y Roberto Trainini, en el violonchelo.
Nunca antes y en ningún espacio del planeta se han tocado estas obras. Las partituras para el concierto que la orquesta y solistas brindarán hoy, desde las 20:00 horas, en la Catedral Vieja, llegaron el martes; reposaban en una biblioteca de Filadelfia, Estados Unidos; fueron dos meses de trámite para conseguirlas.

Estudio de la obra

Komissarova y Trainini empezaron con el trabajo de búsqueda hasta encontrar las notas y las partes de orquesta; con material en mano, estudiaron las notas para comprender y trasladar todos los conceptos del violín y violonchelo, esta ha sido la mayor dificultad.
Como violinista que fue, Meissner conoce el lenguaje del compositor Eugène Ysaÿe. Desde esa experiencia, el director de la OSC anota algunas cualidades de la música del compositor belga: melodías de acordes ampliados, nada diatónicos (con alternancia de tonos), con mínimo una nota descomunal, entre otras cosas propias del impresionismo inventado por Ysaÿe.
Equilibrar las sonoridades, el volumen, analizar y ver cuál es la voz más importante, son aspectos trascendentales dentro de los ensayos, sobre todo porque no hay antecedentes, no se ha escuchado esa pieza y no se sabe mayores detalles de su sonoridad, es una obra que se descubre cada día.
La partitura es muy cargada, el autor puso muchas líneas contrapuntísticas y para que no se ahogue el chelo es importante que la orquesta toque lo más quieta posible, aspecto difícil para no aplastar al solista.
El concierto no sería posible sin la presencia de Roberto Trainini, uno de los mejores chelistas del mundo, junto con Alina Komissarova, ganadora de grandes premios de Europa, músicos que llegan exclusivamente para Cuenca. “Se necesita de una maestría en el control del sonido más que una maestría técnica”, argumenta Roberto. (BSG)-(I).

El repertorio

El concierto de esta noche incluye la “Sinfonía N°9”, de Luis Humberto Salgado; “Vals Scherzo Op. 34”, de Piotr Ilich Tchaikovsky; y, el “Concierto para Violín, Violoncello y Orquesta en La Menor Opus 102”, de Johannes Brahms.
Esta es la última obra orquestal compuesta por él, en ella muestra toda la maestría de composición, una obra un tanto seca para algunos, pero con la destreza de los invitados será una propuesta que cautive en sumo grado. El ingreso es libre.(BSG)-(I).

Luis Humberto Salgado el autor de la obra de apertura fue un compositor de música clásica de Ecuador, autor de nueve sinfonías, cuatro óperas, una ópera-ballet, ocho conciertos, operetas y varias piezas de música popular ecuatoriana, sobre todo sanjuanitos y pasacalles.

DETALLE
Eugène Ysaÿe (1858-1931) fue violinista, compositor y director de orquesta, considerado “el rey del violín