Glaucoma: Causas, síntomas y tratamiento

1484

El glaucoma es una de las enfermedades más severas en oftalmología, se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular, por falta de drenaje del humor acuoso y tiene como condición final común una neuropatía óptica (daño del nervio óptico) que se caracteriza por la pérdida progresiva de las fibras nerviosas y cambios en su aspecto.

La mayoría de los tipos de glaucoma son asintomáticos y, por ello, si no se lo detecta a tiempo puede derivar en pérdida parcial o total de la visión. Para conocer más sobre esta enfermedad y en el marco del Día Mundial del Glaucoma que se celebra en marzo, Clínica Oftalmológica Andes Visión, a través de una de sus especialistas, la Dra. Ana María Brutto, ha preparado información relevante para conocer a fondo esta patología.

Antes de entrar en materia, la experta dio a conocer cifras que muestran el impacto de esta enfermedad a nivel global: “Acorde con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el glaucoma ha provocado ceguera a alrededor de 4.5 millones de personas y constituye el 8% de problemas de visión en toda la población”, señaló.

1. Sobre las causas que producen el Glaucoma

● El glaucoma es una patología multifactorial, que puede desarrollarse por un cambio estructural y generarse desde el nacimiento, o producirse por trastornos característicos del segmento anterior del ojo u otros trastornos en el área extraocular.

● En la etapa adulta puede deberse a una alteración genética heredada o por cercanía entre las estructuras oculares llevando a una disminución o cierre del drenaje del líquido interno de los ojos (humor acuoso).

● En otros casos, puede ser secundario por crecimiento de tejido fibrovascular (glaucoma neovascular) o por una proliferación membranosa celular que obstruye el desagüe ocular.

● Según la experta, el glaucoma puede generarse también por un taponamiento del sistema por partículas de pigmentos, sangre, células degeneradas, proteínas del cristalino, edema, cicatrización o por el uso de esteroides que tienen la facultad de elevar la presión ocular y con ello generar daño en el nervio.

2. Sobre la prevención y tratamiento

● La especialista de Clínica Oftalmológica Andes Visión indica que, aunque no existe cura para el glaucoma, esta puede prevenirse. Existen medios comprobados que ayudan a controlar la presión intraocular. “Lo más importante para frenar el avance de la enfermedad es su diagnóstico temprano. Por ello, se recomienda hacer un examen visual completo como mínimo una vez al año. Sin embargo, de ser detectada la patología, el oftalmólogo deberá indicar la periodicidad con la que el paciente debe ir al chequeo visual para detener el progreso de la enfermedad”.

● El control de la presión intraocular es el objetivo más importante de la terapia del glaucoma. Cuando está controlada, el nervio óptico está menos expuesto al riesgo de ser lesionado y esto protegerá la visión.

● El glaucoma es una enfermedad crónica que requiere que los pacientes usen medicación de por vida, por ello es importante contar con revisiones programadas y seguimiento profesional para vigilar la correcta administración del tratamiento.

● Respecto a su tratamiento, dependiendo del tipo de glaucoma y el grado del daño, el procedimiento puede realizarse con medicación tópica, en otros casos es necesario la colocación de láser o la realización de cirugías para mejorar el drenaje ocular.

● La especialista de Clínica Andes Visión menciona que, al ser detectada la enfermedad, los pacientes deben evitar subir a alturas de más de los 5000 ms, no bajar la cabeza de manera precipitada y evitar maniobras de valsalva (pujar).