Un implante que transforma el silencio y la vida de los niños

25 de febrero, el Día Internacional del Implante Coclear

782
implante coclear
Adriana León explica el modo de uso del implante utilizado por Emilio.

Cada mañana Emilio de 15 años limpia su implante coclear para adaptarlo a su oreja y el silencio toma vida al escuchar a sus padres dialogar, mientras acomodan el otro implante a su hermana Joaquina de 4 años. “Todos los días debo cuidarlos del sudor y del agua para que no se me dañe. Es parte de mí y me desenvuelvo con normalidad en el colegio, con mis amigos. Esto no es nada raro” comentó Emilio.

Para Tatiana Chicaiza aceptar que sus dos hijos tengan pérdida auditiva no fue nada fácil. El temor a lo desconocido la llevó a la desesperación y a la búsqueda de ayuda que lo realizó junto a su esposo Marco. “Hace 15 años desconocíamos de esta enfermedad y no había ayuda económica ni de los equipos. Pedimos un crédito al banco de 25.000 dólares y la cirugía para Emiliano se la hizo en Quito. Ahora con Joaquina la historia fue otra, ya que nos sumamos al programa del Ministerio de Salud Pública y todo fue gratis en el Hospital Vicente Corral Moscoso”.

En este proceso de aceptación en la familia y saber llevarlo con normalidad, fue importante la participación del Centro de Estimulación Integral, de la Universidad del Azuay, donde se creó el proyecto Oralización e Inclusión para niños de discapacidad auditiva. En este espacio trabajan con niños de 2 a 5 años de edad en el desarrollo máximo de sus actividades auditivas.

Adriana León, maestra del Centro de Estimulación Integral, explicó que los niños al salir del Centro van listos para integrarse una escuela regular. “Aquí tenemos 178 niños con diferentes discapacidades, de ellos hay cuatro con discapacidad auditiva. Los niños ingresan con su implante coclear y aquí se les estimula en el lenguaje oral”, señaló.

Marco Bustamante, padre de los niños, solicitó que este programa de apoyo por parte del Ministerio de Salud Pública continúe y que se sumen más instituciones públicas y privadas, con el fin de obtener la ayuda necesaria para el cambio de los equipos y que los costos de los mismos reduzcan.

Proceso de ingreso

Para ser parte del programa, los padres que tengan niños con sordera profunda deben realizarles exámenes de audiometría en cualquier Centro de Salud Pública, donde analizarán el déficit auditivo del niño para pasarlos al Hospital a que sean valorados y sumados a la lista de pacientes calificados para la intervención. En el 2019 en Azuay se cuenta con 8 niños en la lista y a nivel nacional la espera es de 40 pacientes.

“Un implante coclear en el mercado tiene un costo de 19.000 dólares aproximadamente y a eso sumándole la cirugía, el valor llegaría a 30.000 dólares por persona. Al hospital llegan pacientes de todas las provincias del país, dejándonos como un referente a nivel nacional”, indicó Oscar Chango, Gerente del Hospital Vicente Corral Moscoso. (OEM)(I)

Día Internacional del Implante Coclear
Cada 25 de febrero en homenaje al Día Internacional del Implante Coclear, se lleva a cabo un evento en el auditorio del Hospital Regional con los beneficiados de las cirugías y cambio de implantes. Una fecha para reforzar el compromiso con el programa nacional del Ministerio de Salud Pública con apoyo de ayuda técnica auditiva.

En el 2018 el Hospital Regional recibió 2.8 millones de dólares para: implante de 113 equipos a pacientes con sordera profunda, cambio de 123 procesadores externos que cumplieron con su vida útil de ocho años, colocación de 48 implantes osteointegrados en pacientes con defectos de formación u oído medio, entrega de 16 cintillos óseos y 1070 audífonos.