Ecuador espera que caso Assange se resuelva pronto por bienestar del asilado

561

El canciller de Ecuador, José Valencia, afirmó que su país espera que el caso que involucra al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se resuelva “prontamente” por el propio bienestar del asilado y por el interés nacional.

En un acto de rendición de cuentas sobre el 2018, Valencia recordó que Assange lleva seis años y medio viviendo en la embajada de Ecuador en Londres, por lo que admitió que su Gobierno espera que la situación del activista “se resuelva prontamente, incluso por el propio asilado”.

Además, agregó que una pronta solución sería buena también para “el interés de Ecuador” ya que opinó que este caso de asilo diplomático “no puede ser eterno porque va en contra de cualquier tipo de consideración”, insistiendo en que está en juego “el propio bienestar del asilado”.

Valencia reiteró que la posición de Ecuador ha sido la de “hacer valer y respetar la soberanía” de la nación, así como la de “retomar el control” de la Embajada en Gran Bretaña.

Igualmente, puntualizó que estas situaciones se deben resolver “en el marco del derecho internacional” y atendiendo a los requerimientos y determinaciones de las convenciones interamericanas sobre el asilo diplomático.

También recalcó que el Gobierno del presidente Lenín Moreno, siempre ha obrado, en lo que respecta a Assange, “guardando y resguardando la dignidad ecuatoriana”.

La Procuraduría General de Ecuador entregó, a mediados de febrero, la información solicitada sobre la petición de medidas cautelares por parte de Assange a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las medidas cautelares fueron solicitadas después de que la Justicia ecuatoriana considerara en dos ocasiones legal el “Protocolo Especial de Visitas, Comunicaciones y Atención Médica a Julian Assange” en la embajada ecuatoriana en Londres, que, según las autoridades de Ecuador, garantiza tanto sus derechos como el cumplimiento de sus obligaciones en calidad de asilado.

La petición de medidas cautelares por parte de la defensa de Assange “se fundamenta en la existencia de un riesgo potencial” para el fundador de WikiLeaks, según la Cancillería.

Y pedía al Estado ecuatoriano que concluyera su situación de aislamiento en la Embajada de Londres, así como que se garantizara su privacidad y la de sus abogados e impidiera su entrega “a cualquier país que no dé garantías de no extradición a Estados Unidos”.

Assange reside en la legación diplomática ecuatoriana desde 2012, cuando era requerido por las autoridades suecas por una supuesta violación a dos mujeres, delito que él negaba y que fue archivado debido a la imposibilidad de continuar adelante con las investigaciones.

A pesar de esto, continúa en condición de asilado por miedo a que, si sale de la Embajada, pueda ser deportado a Estados Unidos, donde presume que sería juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos confidenciales. EFE