Abogados de Iván Espinel afirman que Fiscalía presentó una teoría “insostenible jurídicamente”

619
Foto: Cortesía

Además, señala que “un solo indicio no es suficiente para sostener una acusación en juicio”
La única prueba que presentó la Fiscalía en contra del exmnistro Iván Espinel, fue un informe con indicios de responsabilidad penal (IRP) de la Contraloría General del Estado y los testimonios de las personas que lo elaboraron. Así lo informó la defensa del exfuncionario que fue declarado inocente del presunto delito de peculado. Además, sus abogados señalan que se presentó una teoría del caso “insostenible jurídicamente”, razón por la que fue ratificada la inocencia de su cliente.
El pasado viernes 15 de febrero el Tribunal de Garantías Penales de Guayas declaró inocente al exministro de Inclusión Económica y Social (MIES), Iván Espinel, y otros, por el delito de peculado.

La Fiscalía cuestionó que el juez no tomó en cuenta las pruebas presentadas e informó que apelará la decisión. Sin embargo, la defensa de Espinel, señala que “un solo indicio no es suficiente para sostener una acusación en juicio, por lo tanto, luego del anuncio probatorio de la fiscalía, el proceso debió haber concluido en la audiencia preliminar con un sobreseimiento para todos”.

Expuso que durante la audiencia, “la Fiscalía, además de presentar una teoría del caso insostenible jurídicamente, produjo como única prueba un informe con indicios de responsabilidad penal (IRP) de la Contraloría General del Estado y los testimonios de las personas que lo elaboraron”.

Tal informe, dicen, es solo un indicio para iniciar la acción penal y por sí mismo no constituye prueba plena, “ninguna sentencia condenatoria podría sostenerse en ese sólo hecho”. Los abogados del exfuncionario señalan que el IRP deriva de un examen especial anterior, que fue dejado sin efecto y desestimado por el Contralor General del Estado en un recurso administrativo de revisión, por no cumplir con requerimientos técnicos y legales para concluir responsabilidades.

Además, explican que durante la etapa de instrucción, la Fiscalía dispuso la elaboración de un examen pericial financiero-contable y la conclusión de dicho informe, según informan, es que no se pudo determinar perjuicio alguno en contra del IESS, lo cual fue manifestado por el perito en la audiencia oral, pública y contradictoria”.

De igual forma, comentan que la Fiscalía imputó al exministro un supuesto perjuicio de USD $ 5.900, “que tampoco pudo ser probado”.

(PP)

Fuente: García y Partners abogados, EcuadorInmediato, Fiscalía