La basura electrónica y la economía circular

Andrés Martínez Moscoso @andresmartmos

369

La generación “Y” o millennials, así como los niños en escuelas o colegios poseen una visión distinta respecto de la protección del ambiente, tanto es así que para ellos las 3R (reducir, reciclar y reutilizar), suponen medidas básicas de actuación.

No obstante en una sociedad consumista como la nuestra, problemas como la contaminación que generan los plásticos de un solo uso (bolsas plásticas, sorbetes, envases de foam, etc), han despertado una enorme conciencia sobre las malas prácticas que tenemos.

Sin embargo, pese a las alertas, a nivel mundial tan solo el 20% de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE – Ewaste), son reciclados.

Las cifras que presenta la Organización de las Naciones Unidas, ONU, en su informe “Una nueva visión circular para la electrónica”, son alarmantes, pues solo en 2017, se generaron 44 millones de toneladas de RAEE en el mundo, lo cual supone que cada habitante del planeta produjo 6 kilogramos de basura electrónica al año.

Una de las alternativas que se plantea para enfrentar este fenómeno es la economía circular, es decir, pasar del concepto de extraer, utilizar y descartar recursos, y convertirnos en una sociedad que repare, recicle, reutilice y refabrique los productos.

En el siglo XXI, luchar contra la obsolescencia programada o pensar en cómo extraer minerales preciosos (oro) de la basura, a través de la minería urbana, parecerían conceptos sacados de un libro de ciencia ficción, sin embargo, estas alternativas son la única alternativa para enfrentar la falta de reciclaje de ese 80% de basura electrónica que termina en vertederos a cielo abierto, y que contaminan el suelo y las aguas superficiales y subterráneas.

Incorporar procesos como los de la economía circular es todo un reto, pues representa no solo un cambio de hábitos, sino también de normativa, así como la inclusión de actores determinantes como los recicladores, quienes cumplen un rol preponderante en este proceso. (O)