Mitos e historia

Claudio Malo González

353

La curiosidad humana, unida a su capacidad creativa y fantasía ha llevado a que se creen mitos y leyendas para mostrar hechos y personajes irreales. La civilización greco romana fue muy rica en mitología que se ha incorporado a la cultura occidental. Uno de los mitos fue el de las amazonas. La guerra era muy frecuente en esa época y la condición de guerreros competía sólo a los varones y excluía a las mujeres. Mediante este mito se crean mujeres guerreras temibles por su fiereza y valentía.
Mañana se conmemora un año más del descubrimiento del Amazonas, el río más caudaloso y que tiene la cuenca hidrográfica más grande en el mundo, alrededor de 7.05 millones de kilómetros cuadrados, representa aproximadamente la quinta parte del caudal fluvial del planeta, pero ¿a qué se debe este nombre? En las expediciones de los españoles en la conquista de América no faltaba un sacerdote en condición de capellán que con gran frecuencia era el cronista. En la que partió de Quito y, entre aventuras y desventuras, culminó con el descubrimiento de ese río, Fray Gaspar de Carvajal continuó con Orellana y al desembarcar en la selva en busca de provisiones, el pío sacerdote escribió que vio a las amazonas, quizás porque en estas tribus la calidez del clima obligaba a la desnudez.
El nombre del río mar se impuso y la amplia extensión de selva de su entorno se denomina Amazonía. Sin hablar de sorpresas, es extraño que un nombre de la mitología de la Grecia Clásica se haya impuesto, desplazando a otros que se intentaron. El mito y la realidad son parte fundamental en las culturas humanas, sin que se limite a las consideradas primitivas. En las de nuestros días, fundamentadas en el imperio de las ciencias, la historia ha hecho que se mantengan mitos. (O)