El CRIE atiende a más de 109 mil personas del Cañar

La especialidad de medicina general registra los más altos índices de atención a los ciudadanos.

912
CRIE Azogues
El Centro de Rehabilitación Integral Especializado de Azogues (CRIE), cuenta con una piscina para las terapias.

Más 109.000 atenciones en las diferentes especialidades médicas a los jubilados y más beneficiarios, brindó el Centro de Rehabilitación Integral Especializado de Azogues (CRIE). El anuncio lo hizo Víctor Sacoto, director del Centro, refrendado por Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), como parte del informe del 2018 y el trabajo del presente año.
El CRIE ofrece atención en las áreas de: Medicina general, medicina familiar, ginecología, pediatría, fisiatría, odontología, psicología, geriatría, nutrición, terapia ocupacional, terapia del lenguaje y estimulación temprana.
Sacoto citó que solo en el área de medicina general se ofrecieron más de 41.000 atenciones, mientras en odontología se reportaron cerca de 16.000, y en medicina familiar 14.000, lo que refleja la confianza de los afiliados.
Puntualizó sobre la especialidad de fisiatría con 9.051 atenciones, para lo cual, se efectuaron actividades y talleres, así como la implementación de los clubes de terapia física, yoga, gimnasia acuática, gimnasia general; incluyendo el servicio de terapia a domicilio para los pacientes con dificultad de movilidad.
También se brinda atención especial, a través de los clubes para embarazadas, personas con hipertensión, de nutrición, y adultos mayores, en este último, los jubilados reciben complementariamente los talleres de manualidades, teatro, tejido, alimentación saludable, entre otros.

Presupuesto
Sobre el trabajo del 2019, el funcionario recalcó que cuentan con un presupuesto de 1.831.370 dólares que serán invertidos en las diferentes especialidades médicas, con el objetivo de brindar una atención oportuna y eficiente a los beneficiarios de la seguridad social, especialmente de la provincia del Cañar. (BPR)-(I)

-En el 2016 el CRIE abrió sus puertas a los afiliados del IESS. La obra se construyó en cuatro años, luego de superar algunos inconvenientes contractuales.