Emisiones de vapor y ceniza de más de 1.000 metros desde el volcán Reventador

El volcán mantiene una actividad eruptiva "alta" y en su sector se reportaron ligeras lluvias durante la madrugada.

901
volcan reventador

Emisiones de vapor y ceniza con alturas superiores a los 1.000 metros sobre la cumbre, en dirección occidental, se registraron en la madrugada en el volcán Reventador, situado a unos 90 kilómetros al este de la capital ecuatoriana, Quito, informó este sábado el Instituto Geofísico (IG).

De acuerdo a esa institución de la Escuela Politécnica Nacional, también se divisó incandescencia a nivel del cráter y el rodar de bloques hasta 700 metros bajo la cumbre por todos los flancos.

En actividad desde 2002, el Reventador (que mantiene un nivel de alerta naranja) emitió ese año una enorme columna de ceniza que, por efecto del viento, llegó hasta la capital ecuatoriana.

Aunque la zona en donde se encuentra no es muy poblada, por sus alrededores cruza una carretera que une la zona andina con la Amazonía, así como dos oleoductos que transportan crudo desde los campos de extracción en el oriente hasta los puertos de embarque en el Pacífico.

De 3.562 metros de altura, el Reventador es uno de los volcanes más activos de Ecuador.

En su reporte sobre los volcanes, el Instituto Geofísico también informó de que el Cotopaxi mantiene una actividad “baja” y que en la madrugada hubo ligeras lluvias que no provocaron lahares.

El sector de la cumbre se mostró nublado y parcialmente nublado la mayoría del tiempo y no se observó actividad superficial en el Cotopaxi, que tiene un nivel de alerta blanco, de acuerdo al Instituto Geofísico.

En el mismo nivel de alerta está el volcán Tungurahua, que al igual que el Cotopaxi está situado en la zona andina del país.

En el informe semanal sobre el Tungurahua, el Instituto Geofísico apuntó que se registraron lluvias de diversa intensidad casi todos los días, que generaron pequeños lahares el 5 de febrero.

Desde ese volcán no se han registrados columnas de vapor ni ceniza en los últimos días.

El volcán permaneció la mayor parte del tiempo nublado. El cráter se despejó ocasionalmente en las tardes, pero no se observó ningún tipo de actividad superficial. EFE