Ramón renuncia por diferencias con Secretaría del Deporte

La ex-marchista estuvo relacionada siete años como dirigente de dicho ente federativo.

863

Miriam Ramón presentó su renuncia a la presidencia de la Federación Deportiva del Azuay (FDA). La ex-titular del ente federativo hizo este anuncio ayer durante la rueda de prensa que convocó para tratar el tema del estadio municipal.
“Me voy sirviendo a los demás, no sin haberme servido de nadie”, dijo.

Aclaró que tomó esta decisión después de que la Secretaría del Deporte le revocó la delegación técnica porque desacató “directrices” para que el anterior administrador, quien a decir de Andrea Sotomayor, Secretaria del Deporte, se encuentra en investigaciones tras “denuncias de irregularidades”, no sea ratificado en su cargo.

Ramón insistió que “no hay tales anomalías, incluso pasamos la auditoría de Contraloría”.

En su reemplazo se queda Edwin Loyola, quien asume la presidencia por “subrogación”, explicó, ya que fue el primer vicepresidente de FDA en su período.

Ramón también dio un breve informe de su presidencia. Habló que el presupuesto anual ha bajado considerablemente. “En el año 2016, FDA recibe 3’359.000; en el 2017, 2’957.000 y en el 2018, 2’015.000 dólares, por parte del Ministerio del Deporte”. De dichos valores se pagó por concepto de “nómina”: 1’964.000; 1’923.000 y 1’776.000, respectivamente.

A través de autogestión se recaudó 853.000 en el año 2016; 941.000, 2017; y, 874.000 dólares, 2018, valor que se utilizó para pagar 54.000 dólares en agua potable; 106.000 en telecomunicaciones; viáticos y subsistencias 13.445; infraestructura 44.000; vehículos 35.000; alimentos y bebidas 35.000; combustible 12.000; adquisiciones, insumos y consumos de la Piscina Olímpica 61.000. “Son valores que pagamos con la autogestión más las deudas adquiridas del Seguro Social desde 1998”.

Siete años en FDA

Ramón estuvo ligada a FDA desde el 31 de marzo de 2012 como vicepresidenta. Su periodo como presidenta inició el 31 de marzo 2016.

Luego de su paso por la dirigencia, la ex-marchista cuenta que se dedicará de lleno a su Club que lleva el nombre de Miriam Ramón. “A parte tengo unos proyectos que pienso sacar adelante después de haber tenido la oportunidad de conocer el deporte de una forma general como deportista, entrenadora, dirigente”.
Asimismo confesó que deja abierta la posibilidad de seguir en la dirigencia deportiva. “Es probable, seguiré trabajando en lo que más me gusta”.

La ex-titular de Fedeazuay finalmente agradeció el apoyo de sus colaboradores durante estos siete años. (JMB) (D)