Dos sentenciados a 34 años por muerte de extranjero durante robo en Nabón

Los procesados son acusados de disparar a un norteamericano, mientras robaban en una hacienda.

2294
Los procesados son acusados de disparar a un norteamericano, mientras robaban en una hacienda.

El Tribunal de Garantías Penales del Azuay dictó sentencia de 34 años y ocho meses de privación de libertad contra José Abdón C. y Julio César J., por ser considerados los responsables del robo con muerte del estadounidense David Senechalle, de 76 años; crimen ocurrido en el cantón Nabón, la noche del 14 de abril de 2017.

En la audiencia de juicio, los jueces también ordenaron a los sentenciados pagar 1.000 salarios básicos de multa y 5.000 dólares como reparación integral a los familiares de la víctima.

Según la Fiscalía, los dos sentenciados junto a Diego Alejandro M., quien está llamado a juicio en este caso y se encuentra prófugo, rompieron las ventanas e ingresaron a la hacienda denominada Los Ramos, ubicada en la comunidad La Paz.

El estadounidense se percató de la presencia de ellos y se produjo un cruce de balas. Una de estas impactó en el pecho de la víctima, lo cual le causó el fallecimiento. Luego del hecho los involucrados se llevaron varios objetos: tres tablets, tarjetas de crédito, celulares, el arma de fuego de la víctima y dinero.

En la escena del crimen se encontró el celular de propiedad de Diego Alejandro M., lo que sirvió para la investigación.

La Fiscalía sustentó la acusación con el testimonio de un agente de la Dinased, que realizó una pericia de triangulación de llamadas telefónicas, con lo que se comprobó que los tres procesados estuvieron en el lugar de los hechos el día que se produjo el delito. Además un testigo vio llegar a las tres personas hasta la comunidad La Paz.

La víctima intentó defenderse

La noche que se produjo el crimen, el norteamericano David Senechalle, de 76 años, estaba acompañado de su conviviente y dos personas que trabajaban para él.

De acuerdo a testigos, al escuchar ruidos, los ocupantes de la casa se alarmaron. Pues los delincuentes utilizaron objetos contundentes para romper los vidrios y forzar las seguridades.

Senechalle tenía un arma de fuego en el domicilio e intentó defenderse, sin embargo, los asaltantes le propinaron disparos.

Luego, los desconocidos se apoderaron del arma de la víctima y buscaron objetos de valor en las habitaciones.
Mientras esto sucedía, una empleada en compañía de la esposa del extranjero se ocultaron en un baño y dieron aviso a la Policía. (KOQ)-(I)


DATO:

El artículo 189 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), señala: Si a consecuencia del robo se ocasiona la muerte, la pena privativa de libertad será de veintidós a veintiséis años. En este caso se consideraron agravantes.